PPD se cuadra con Lagos pese a resistencia de Guido Girardi

0
312

Por Lorena Ferraro

“La renuncia de Pepe Auth obliga al PPD a volver a sus principios como un partido plural y transparente. Basta de clientelismo en la política”. 

En mayo, a través de Twitter, el ex Presidente Ricardo Lagos se refería así a la salida del diputado Pepe Auth del partido posteriormente de 28 abriles de militancia. Los dichos abrieron un lado con el senador Guido Girardi, a quien Auth motejó como el “controlador” del PPD en medio de su renuncia.

Tras el posteo de Lagos, Girardi replicó casi de inmediato: “En su gobierno, quienes tenían la mayor cantidad de personas era el mundo laguista”. “La visión que tiene (Lagos) de la izquierda es trasnochada”, fue parte de la respuesta del senador. 

Son precisamente las reminiscencias al gobierno del ex Presidente donde algunos en el PPD sitúan viejas heridas en la relación entre Lagos y Girardi. 

En octubre de 2002, el entonces Mandatario removió de su gobierno a tres figuras cercanas a Girardi en medio del escándalo extenso por las denuncias de coimas que involucraban al ex subsecretario de Transporte, el radical Patricio Tombolini.  Así, Gonzalo Navarrete, hoy timonel del PPD y entonces subsecretario de Sanidad; José Concha, entonces director del Sesma (contemporáneo consorte de la jefa de junta de Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte) y Daniel Farcas, por entonces director del Sense, entre otros, debieron darse sus cargos.

Para no pocos, la valentía de Lagos teminó por marcar la relación entre entreambos. Tanto, que en medio de las réplicas por la salida de Auth, Girardi recordó el episodio: “Nosotros estuvimos excluidos del gobierno de Frei, excluidos del gobierno de Lagos, donde echaron tres personas cercanas a mí”. 

Girardi y las alternativas

Desde hace más de un año, cuando la mesa directiva del PPD -que entonces encabezaba el senador Jaime Quintana- concretaba las primeras aproximaciones con el ex Presidente en aras de una eventual carrera presidencial, los dirigentes de este partido tenían claro que uno de los principales escollos para subir a Lagos serían las aprensiones de Girardi con el ex Mandatario.

Para Girardi, sostienen fuentes del PPD, Lagos tiene flancos delicados en dominio sensibles como los estudiantes y su rechazo al CAE (Crédito con Aval del Estado) creado en su compañía; el rechazo de buena parte del Partido Comunista y de nuevos referentes de la política, como Jackson y Boric; y los anticuerpos que genera en la Nueva Mayoría la idea de que, con el ex Presidente, se rearma la antigua Concertación. 

Encima, Girardi mantiene profunda distancia con cercanos a Lagos como el ex senador PS Camilo Escalona y el ex asesor del “Segundo Piso” de La Moneda Ernesto Ottone.

Así las cosas, cuando en junio el rumor instalado apuntaba a que el ex Presidente (que a esa cumbre había definido marzo de 2017 como la término para lanzarse) no se lanzaría a una nueva campaña, Girardi fue uno de los impulsores de la idea de que el PPD abortara la “operación Lagos” iniciada por Quintana y comenzara a averiguar alternativas.  

De hecho, la mesa de Navarrete sondeó a figuras como el canciller Heraldo Muñoz y al propio senador Ricardo Lagos Weber (hijo del ex Presidente), e incluso se habló de algún personero forastero al mundo político.

El propio Navarrete aseguró en junio a T13.cl que “tenemos la obligación de buscar otras alternativas al interior del partido (…) hay figuras que podemos explorar”.

Se queda sin beneficio

El círculo, sin incautación -reconocen en la colectividad incluso los cercanos a Girardi- cambió con la definición anunciada la semana pasada por Lagos al sostener que no se restará del “desafío” de ser candidato presidencial.

Tanto la directiva que encabeza Navarrete como la comisión política del PPD se han movilizado a partir de entonces públicamente crédito del ex Presidente, e incluso la mesa sostendrán la próxima semana una reunión con el antaño Mandatario. 

El presente círculo, dicen en el PPD, “ha reducido el margen de acción” de Girardi en torno a la definición del candidato presidencial del partido. 

A esto se suma el cuadro al interior de la propia bancada de senadores: Lagos Weber ha enfrentado las criticas de Girardi a su padre, mientras que Felipe Harboe es uno de los colaboradores cercanos al ex Presidente, con quien mantiene continuo contacto. Quintana, por su parte, viene impulsando la opción de Lagos desde que era timonel. 

Con todo, en el PPD nadie desconoce la musculoso ascendencia de Girardi y reconocen que ha conseguido instalar la idea de que el ex Presidente no se le puede “entregar un cheque en blanco”. 

En ese sentido, aseguran que será esencia el rol y la influencia del senador en torno a las comisiones programáticas que trabajarán de cara a un futuro programa de gobierno. Las propuestas de las comisiones técnicas son esencia, considerando que marcarán el pulso de las bases que retraso el PPD para un eventual trabajo con Lagos. 

Ahí señalan algunos, Girardi podría impulsar un sello “progresista”.

De hecho, las comisiones se reunirían el sábado próximo. Sin incautación, la directiva suspendió el discusión para evitar que se interpretara como una proclamación a Lagos.

Fuente:T13.cl