Prensa brasileña demanda a Bolsonaro por quitarse el cubrebocas para anunciar que tenía Covid-19

0
92

Parece que las cosas no le van muy aceptablemente a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, pues fue de los principales personajes públicos que desestimaban la pandemia de coronavirus, y su país es uno con longevo número de contagios y muertes en el mundo, adicionalmente de que él mismo ha hexaedro positivo a la enfermedad, y actualmente lo están demandando…

Resulta que la Asociación Brasileña de Prensa presentará una demanda en la Suprema Corte de ecuanimidad, ya que aseguran, el presidente rompió las recomendaciones de los médicos de permanecer apartado, al convocar una rueda de prensa para anunciar que se había contagiado y encima se quitó el cubrebocas durante el evento.

A pesar de memorizar que estaba infectado con Covid-19, el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en peligro la vida de otras personas. Rompió el aislamiento recomendado por los médicos y recibió a periodistas de medios que considera afines para informarles personalmente.

-Paulo Jerónimo de Sousa, presidente de la Asociación Brasileña de Prensa

De acuerdo a los demandantes, Bolsonaro infringió el artículo 131 del Código Penal brasileño que castiga por “transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado” o “un acto capaz de producir el contagio”, para lo que existe un castigo de uno a cuatro abriles de prisión encima de una multa.

Parece que los dolores de cabecera continuarán para el p´residente, y no sólo los provocados por la enfermedad, sino que Marcelo Freixo, diputado por el Partido Socialismo y Sencillez incluso se sumó a los periodistas y demandará incluso a Bolsonaro: “El presidente ya sabía que estaba contagiado cuando se quitó la mascarilla durante la entrevista, poniendo deliberadamente la vida de los demás en peligro”.

El mandatario brasileño había calificado a la pandemia como una “gripecita”, así que esperemos que ahora que está contagiado no tenga mayores problemas, pues ya tiene 65 abriles, aunque en la polémica entrevista aseguró que se encuentra muy proporcionadamente, sólo con algunos dolores musculares. Ya veremos qué sucede con las demandas.