Presentan querella contra general de Carabineros por homicidio de aspirantes a oficiales en 2011

0
452
loading...

El diputado del PC Hugo Gutiérrez presentó una querella contra el ex genérico director de Carabineros Eduardo Gordon y contra el presente superior de la Dirección Doméstico de Orden y Seguridad de la institución, común Víctor Herrera Pintor, por el “asesinato” de dos aspirantes a oficial el 1 de febrero de 2011, durante una campaña de instrucción en Curacaví.

Herrera, quien al momento de los hechos tenía el división de coronel y era director de la Escuela de Carabineros, ocupa actualmente la chale caducidad de la institución. El hecho que se desempeñe en tareas no administrativas que lo mantienen alejado del escándalo por el millonario fraude por más de 22.500 millones de pesos conocido como el “Pacogate”, lo habían convertido en uno de los candidatos con más posibilidades para reemplazar al flagrante militar director, Oscuro Villalobos, cuando éste termine su período en septiembre de 2019.

Sin incautación, para el parlamentario comunista el militar es responsable de la asesinato de los jóvenes Sebastián Pinuer Barría de 19 abriles, y Julio Ulloa Vargas, de 22, caso por el que la Sexta Fiscalía Marcial sometió a proceso en su momento a cuatro oficiales activos de mediano rango.

La hecho admitido, que fue ingresada el pasado martes 1 de agosto frente a el Curia de Aval de Curacaví, detalla que tanto Gordon y Herrera se encontraban en el circuito de campaña y estuvieron presentes mientras se cometían “apremios ilegítimos” contra las víctimas y otros jóvenes, a quienes se les obligó a realizar extenuantes pruebas físicas a pleno sol con una temperatura de más de 31 grados y sin que pudieran ingresar a la hidratación necesaria.

“Estamos frente a un asesinato inducido a través de un golpe de calor, producido por exceso de ejercicios y deshidratación originada por la falta de consumo de líquidos, especialmente agua, como sucedió con el joven estudiante de ingeniería de la Universidad de Chile, Patricio Manzano González, asesinado por funcionarios de carabineros el año 1985, fallecido de un paro cardiorespiratorio. Nadie, ni el mando ni los médicos detuvieron la tortura. Solo la muerte puso fin al dolor”, indica el texto.

Y agrega que “Gordon era el General Director de la institución y Herrera Pintor, el Director de la Escuela de Oficiales de Carabineros de Chile, quienes, además, se encontraban presentes en el sitio del suceso el día del crimen, en sus calidades de jerarcas de la organización, ejerciendo el control y el mando”.

Asimismo, plantea que “este crimen es producto de varias causas concomitantes que no podemos soslayar. De partida, está la malversación de caudales públicos en la Escuela de Oficiales de Carabineros que racionó la compra de agua para consumo en la campaña de 2011. Esta ausencia de recursos también impidió la asistencia de monitores que ostentaran los respectivos cursos de instrucción”.
“Tampoco había médicos especialistas que atendieran a los candidatos a oficiales así como de ambulancias de servicio en las cercanías de los campos de ejercitación. Se debe agregar que los alumnos que no contaban con padrinos militares o políticos,- así como aquellos que pudieran reclamar en calidad de testigos o víctimas de los abusos los sexuales ocurridos al interior de la Escuela de Oficiales -, debían ser presionados para renunciar por medio de apremios y de sobre exigencia física”.

Investigación de la Cámara

El caso de Sebastián Pinuer y Julio Ulloa llevó a la Cámara de Diputados a conformar una comisión investigadora. De hecho el militar Herrera concurrió el 21 de junio pasado a la instancia legislativa para entregar referencias del caso. En esa oportunidad Gutiérrez dijo acaecer quedado insatisfecho y saciado de dudas e incertidumbres.

“Me hago cargo de ese dolor que se expresó en esta Comisión, cuando vinieron los padres de dos aspirantes a carabineros que demostraron y nos evidenciaron su dolor. Porque, durante muchos años, no se conforman con que no haya justicia y que la única explicación que les entregue tanto Carabineros como el Estado de Chile es que sus hijos que pretendían ser oficiales de Carabineros, en un entrenamiento murieron por un golpe de calor”, enfatizó.

En la oportundidad incluso resaltó que se desconoce “quién resolvió que tenían que entrenar bajo ese sol intenso, quien designó a los instructores que sacaron a entrenamiento a estos jóvenes. Tampoco se sabe quien lo designó. Todo es un manto de dudas. Entonces, claro, nosotros tenemos la desazón de buscar explicación para estos familiares que vienen para acá, con todo el derecho a exigirnos algo que a nosotros nos acongoja mucho”.

loading...