Presentó su examen desde una parada de autobuses porque no tenía internet en su casa

0
116

La cuarentena nos ha dejado cosas buenas y malas, y no ha permitido darnos cuenta de las que no pensamos a menudo, como la desigualdad social y económica que se vive en muchos países de América. Cosas como la equivocación de trabajo y no poder ceder a la educación en radio nos han demostrado que, al menos en América Latina, nos desidia mucho por conquistar.

Sin incautación, aunque existan estos obstáculos, como la error de internet y equipo de enumeración en zonas rurales o para familias que no tienen forma de costear esas deposición de comunicación y educativas, nos topamos con jóvenes dispuestos a salir delante a pesar de las adversidades, como Franco Alberto Mayco.

Franco es un jovencito que se ha convertido en orgullo de su escuela, pues a pesar de no tener internet en casa caminó hasta una parada de autobuses donde había un poco de señal para poder presentar su examen. Estas son ganas de superarse, pues poner excusas es sencillo, salir del problema es lo que verdaderamente importa.

Franco viven en la provincia de Catamarca, Argentina, y su historia fue compartida en la cuenta de Facebook de la Universidad Doméstico de Catamarca (UNCA), en la que él estudia. De acuerdo con la publicación de la institución, el nuevo vive en una villa donde la multitud sufre asaz para tener buena señal de internet.

El estudiante, antiguamente que poner esa excusa, decidió salir de su casa para averiguar un sitio donde el internet no le diera problemas, llegando a una parada de autobuses donde se conectó a la llamamiento potencial para presentar su examen, poco que sorprendió a sus profesores, quienes lo felicitaron por tomarse muy en serio sus estudios.

Por fortuna, los esfuerzos de Franco se vieron recompensados en su calificación, ya que la universidad informó que aprobó con 8 su prueba de Química Analítica, ya que está estudiando la carrera de Ingeniería Agronómica; o sea, todo un crack.

Respecto a sus dificultades, Franco comentó a medios locales: “Se me dificulta mucho, la señal es muy inconsistente dentro de mi casa, a veces tengo señal y otras se corta. Para tener buena señal hay que salir a la vereda. Pero mi objetivo es recibirme y todo tiene su sacrificio”.

Y por si sus buenas calificaciones y mentalidad de oro no fueran suficientes, la UNCA le ofreció formar parte de un programa de becas de conectividad, que se otorga a estudiantes con problemas económicos, pero él la rechazó pues Franco cree que hay otros estudiantes que seguramente la necesitan más que él.

Y sí, varones, en este mundo hay muchos jóvenes como Franco, inteligentes y de gran corazón; esperamos que triunfe en su carrera y la vida le depare muchas cosas buenas, que sin duda las merece.

aplausos