Presidenta del TC asegura que “no le teme” al proceso constituyente pero advierte respecto a las “sobreexpectativas”

0
129

Si acertadamente la presidenta del Tribunal Constitucional (TC), María Luisa Brahm, apareció hace unas semanas en El Mercurio con cuatro de sus antecesores señalando no era necesaria una nueva Constitución, hoy matizó sus dichos señalando que no está en contra del proceso constituyente.

Entrevistada en Radiodifusión Infinita, la exasesora del Presidente Sebastián Piñera sostuvo que “no le temo a un proceso de esta naturaleza, al contrario, creo que es un proceso que se ha encauzado institucionalmente (…) Ha seguido las reglas institucionales. Aparentemente está bien reglado”.

Sin requisa, al mismo tiempo, sostuvo que “hay un problema de sobre expectativas en que es la Constitución Política el instrumento que va a resolver los problemas de las personas. Eso no es así. Es el instrumento fundamental que determina derechos, por supuesto, pero la bajada de todos ellos no es mediante la Constitución, es mediante ley. Por lo tanto, la preocupación es que los derechos estén incluidos, pero no se regula el derecho propiamente tal, todo eso se va entregando a la ley”.

Igualmente, lanzó una advertencia sobre los plazos del proceso.  “El tiempo es corto para redactar una Constitución: nueve meses en una hipótesis, doce meses en otra. Es un trabajo arduo, pero se puede lograr desde una perspectiva de texto, de lectura de la norma, aparece un proceso bien desarrollado”, añadió.

El 24 enero pasado, Brahm inmediato a los expresidentes Manuel Jiménez, Marcelo Venegas, Raúl Bertelsen hy Marisol Peña comentaron a El Mercurio que no se necesita una nueva Constitución para atender demandas sociales sino que proyectos de ley y políticas públicas.

En esa oportunidad, la presente presidenta del TC señaló a dicho miedo que “hay bastante ignorancia sobre lo que contiene la Constitución y sobre el rol del tribunal, que es mucho más específico. Hay personas que creen que debe tener el derecho a la salud, que es algo que está, o el tema de las isapres, que no es materia de la Constitución. La Constitución no es la municipalidad. Eso se soluciona por otra vía. Necesita varios peldaños de legislación”.