Presidente de la Corte Suprema explica liberación de integrantes de la “Primera Línea”: “El formar parte no es un delito”

0
131

El presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva se refirió a las 62 personas, la mayoría integrantes de la convocatoria “Primera Línea”, que fueron detenidas este martes por Carabineros en una manifestación. Finalmente solo 28 fueron formalizados por el delito de desórdenes públicos, uno de ellos un supuesto ingrediente de la “Primera Línea”, dejando al resto en liberación.

Al respecto, Silva indicó que “el formar parte de la ‘primera línea’ no es un delito. Si los integrantes de la primera columna roban, saquean, destruyen, esos hechos sí son constitutivos de delito”.

“Pero, desgraciadamente, el robo en lugar no habitado, los daños, son delitos con penas muy bajas. Por lo tanto la prisión preventiva está contemplada para delitos más graves, para crímenes o para gente con muy malos antecedentes. Sería absurdo dejarlos detenidos, pero los jueces tenemos que aplicar las leyes”, sostuvo Silva en conversación con Tele13 Radiodifusión.

El estallido social desde el poder jurídico 

Consultado sobre la continuidad de las manifestaciones y los incidentes desde el punto de pinta sumarial, puntualizó que “el Poder Procesal ya está trabajando al margen. Los jueces penales en estos momentos están trabajando al final”.

“Nos gustaría que se solucionara el problema, vamos a colaborar, a ayudar en lo que sea posible, pero la responsabilidad de solución del problema recae en otro tipo de autoridades, en la autoridad política del país. En el Poder Judicial a veces a nosotros nos cansa solucionar problemas ajenos a nosotros”, añadió.

Respecto a las acusaciones de acción directa contencioso detrás de algunos fallos de la Suprema, especialmente los relacionados con materia de sanidad, afirmó que “el activismo judicial no es bueno, pero hay que entender a los jueces que enfrentados a un caso puntual tienen que decidir respecto a la vida o a la salud de las personas, en que si no se toma una determinación esa persona se va a morir. Y ellos estiman que la solución es que la Corte Suprema resuelva el problema de la forma que lo está haciendo la Tercera Sala, que ha sido muy criticada por eso”.