Profesor improvisa un salón de clases en su patio para alumnos que no tienen internet

0
29

A estas directiva la mayoría de los estudiantes de cualquier nivel educativo se han acostumbrado a las clases en estría y, a pesar de que nos ha tocado ver cada desatino, igualmente nos hemos topado con historias maravillosas de alumnos y maestros que buscan salir delante delante la adversidad.

Lamentablemente el golpe a la educación en lista es acotado, aún hay muchos niños cuyas familias no pueden darse el fastuosidad de tener computadora, tableta o celular para que sus hijos tomen clase. Es por eso que maestros como Servardo Mendoza merecen un aplauso de pie por su entrega, pues se aseguran de que nadie de sus alumnos se quede sin clase.

Servardo, un profesor de 53 abriles y originario de Ciudad Triunfo, Tamaulipas, notó, como muchos otros docentes, que no todos sus estudiantes tenían llegada a la tecnología básica que se requiere para las clases ni a una conexión a internet estable. Es por eso que decidió trocar el patio de su casa en un salón al garbo vacío para que sus alumnos no pierdan el año o se atrasen con sus materias.

El profe Servardo toma todas las medidas sanitarias necesarias para proteger a los niños, pues usa cubrebocas, gel antibacterial y aboga por la sana distancia entre él y sus alumnos en medida de lo posible.

Él cuenta que centra sus clases en las materias de castellano y matemáticas, pues cree que son de las más importantes y donde están las debilidades de la gran mayoría, sin bloqueo todavía se da tiempo de ayudar en otras asignaturas. Adicionalmente, el profe dice que da clases a dos grupos: uno de botellín año, con 19 niños y otro de niños con deyección especiales.

El experto Servardo Mendoza es un héroe modesto, pues no investigación el examen de la parentela, pues el siente que solo hace su trabajo: “Siento que estoy compartiendo mi conocimiento y eso me gusta, no me quiero colgar medallas ni busco reflectores, simplemente cumplo con mi deber”.

profe clases patio

Tal vez él no sienta que está haciendo poco extraordinario, pero nosotros queremos recordar su cultivo, pues los profes como Servardo son los que cambian al mundo y la vida de sus alumnos.