Profesor organiza sesión de películas en línea con sus alumnos y solo asiste uno

0
33

Los estudiantes de ahora se quejan de que les encargan mucha tarea y que la escuela en segmento les provoca ansiedad, pero cuando cierto quiere consentirlos un poco aprovechan para “faltar” a clases. En fin, la hipocresía… y la ingratitud.

Tanto los alumnos como los padres de clan, los administrativos de escuelas y profesores de todos los niveles educativos se están esforzando por adaptarse a esta nueva normalidad de las clases a través de videoconferencias. Ciertamente es angustioso, por lo que el “profe” Carlos decidió darles un respiro a sus pupilos con una excelente propuesta.

Este profesor de Perú envió un mensaje al asociación de WhatsApp que tiene con sus alumnos, donde les anunció que la próximo reunión con él sería una tarde de películas: “Hoy cancelaré la clase para que veamos la nueva película de Bob Esponja juntos”.

Este docente se refería a la cinta Bob Porífero al rescate, que recientemente fue estrenada en la plataforma de Netflix. Quería que sus estudiantes tuvieran un apropiado refrigerio y a todos les fascinó la idea; pero no sabía que tenía a un montón de ingratos como alumnos.

Solamente uno de ellos se conectó a la videoconferencia con el profesor Carlos para ver la película y aunque fue poco decepcionante, este “profe” sabe perfectamente que si logró consentir solo a uno, su representación fue cumplida.

Fue ese discípulo quien publicó en las redes sociales un video en el que explicaba brevemente la situación, adicionalmente, le agradeció a su profesor por esa sesión de películas animadas. Al terminar la cinta le leyó todos los comentarios positivos que estaba recibiendo en su publicación.

Si sus alumnos se perdieron de esta magnífico “clase”, fueron otros quienes sí felicitaron a Carlos por su excelente energía. Él es un ejemplo de que todavía existen los profesores preocupados y, sobre todo, dedicados al bienestar de sus alumnos.

Parece que a nadie le gustan las clases en ringlera, pero tal vez podríamos llevarnos una buena sorpresa. Ahora saquen lapicero, una hoja de papel, refresco y un tazón de palomitas.