PRÓFUGA… México solicita a la Interpol una ficha roja para buscar a Laura Bozzo y detenerla

0
91

La Fiscalía Caudillo de la República (FGR) quiso darle a la conductora de televisión Laura Bozzo el beneficio de entregarse voluntariamente para ser juzgada por un delito fiscal, pero ahora la Interpol la pesquisa como una verdadera criminal ¿En qué parte de América está la “señorita Laura”?

Un magistrado federal ordenó prisión preventiva justificada a la polémica conductora de origen peruana por ocurrir vendido indebidamente un inmueble con el que cubriría un cuota de 13 millones 769 mil pesos (691,000 dólares) al Servicio de Establecimiento Tributaria (SAT). Pero Laura Bozzo no se presentó en el Reclusorio de Santiaguito, en Almoloya de Juárez.

La FGR ahora ya tomó medidas más fuertes y presentó una orden de aprehensión contra la conductora, y como encima existe la posibilidad de que escape de México todavía se pidió la colaboración de la Estructura Internacional de Policía Criminal (Interpol por sus siglas en inglés).

La conductora le debe millones de pesos mexicanos al SAT y en el 2018 ya había sido acusada de entretenimiento fiscal. Trató de ganar a un acuerdo para cubrir su deuda, pero a posteriori de que se lo rechazaron ella vendió un inmueble que le habían incautado, y esta cesión provocó que la vincularan a un proceso constitucional porque fue un delito fiscal con sentencia de hasta nueve abriles en prisión.

Se le pidió a la conductora que asistiera a una audiencia el pasado 11 de agosto, y ella no asistió. Como encima no había pruebas de que la conductora tuviera un domicilio fijo le dieron un plazo de 48 horas para ir voluntariamente a prisión, pero ¿qué creen? Laura siquiera se presentó al reclusorio.

La “señorita Laura” pasó de ser una heroína de televisión y defensora de los débiles a una deudora y delincuente con una ficha roja de la Interpol y orden de arresto en más de 195 países. De verdad que la vida da muchas vueltas, y ahora la pregunta que queda es durante cuánto tiempo logrará eludir la ley.

Tal vez sería buena idea comenzar a buscarla bajo el disfraz de una vendedora de sándwiches… ahí nomás les dejamos la idea.