Proyecto de despenalización del aborto avanza a convertirse en ley tras aprobar el Senado sus tres causales

0
259

En horas de la amanecer de este miércoles la sala del Senado finalmente aprobó la tercera causal del esquema de ley que despenaliza el monstruo en tres causales, y que se refiere a los casos de mujeres que han quedado embarazadas producto de una violación.

Luego de un intenso debate, los legisladores primero rechazaron, por 18 votos contra 16, una indicación supresiva de esa norma, utilizándose, tras un acuerdo de la sala, esa misma votación para aprobar la que aparecía como la más polémica de las causales. Las dos anteriores, relativas al peligro de vida de la madre y a la inviabilidad del feto, ya fueron visadas por la Cámara suscripción durante la extensa sesión que se inició a las 15:00 horas de ayer martes.

El trabajo de los legisladores no terminó ahí, ya que continuaron votando el esquema en particular.

El debate de esta última causal no estuvo excento de polémicas, sobre todo por argumentos como los del senador Alberto Inquietud, quien para explicar por qué a su razón la reglamento permite la impunidad de los violadores, habló de “violaciones normales”.

Una de las detractoras de la iniciativa, la senadora de la UDI Jacqueline van Rysselberghe, acusó que se estaba pasando por sobre los derechos de “un feto sano”, al que “le estamos quitando el derecho a vivir por la forma en que fue concebido (…) y por haber sido concebido por un delincuente le vamos a decir usted no puede nacer”. Y al igual que respecto a las otras causales, adelantó que presentará una reserva de constitucionalidad para que la última palabra en este tema lo tenga el Tribunal Constitucional, en el entendido que la propia Carta Magna establece la protección de la vida del que está por venir al mundo.

Estos argumentos fueron los que citó en una de sus alocuciones la senadora de Amplitud Lily Pérez, quien aseguró notar “rabia” por los conceptos que surgieron en la sala, apuntando directamente a las legisladoras de examen que en ningún momento hablaron de los derechos de las mujeres víctimas de estos delitos.

“Me duele y me da rabia, porque este no es un tema político de gobierno o de oposición ¿O creen que casi el 80% de la gente que está a favor de las causales son todos qué, de izquierda? ¿Son de la Nueva Mayoría? Yo soy de oposición y estoy a favor de las causales, y me molesta cuando algunos con arrogancia dicen ‘nosotros creemos’. Aquí hay que respetar todas las opiniones, porque esto está cruzado por múltiples factores, entre otros por creencias religiosas de cada uno”, dijo.

“Muchas mujeres violadas van a seguir adelante con su embarazo y las admiro, pero no tengo por qué exigirle lo mismoa todas las mujeres si algunas no quieren hacerlo y han sido violadas”, agregó.