Proyecto que despenaliza el aborto: Girardi hace llamado al TC “a no ser operador político de los sectores conservadores”

0
385
loading...
loading...

El senador Guido Girardi próximo a Claudia Dides, de la Corporación Miles, Selma Núñez de la Liga de Profesionales de la Sanidad y Carmen Garcés del Colegio de Matronas de Pimiento, lamentaron “el traspié” que ayer sufrió en la Cámara de Diputados el plan de ley que despenaliza la interrupción del corte en tres causales (violación, peligro materno e inviabilidad fetal) y deba ocurrir a Comisión Mixta.

La norma que permitía que un mediador autorizara la interrupción del preñez por violación de una beocio de 14 abriles cuando existan sospechas que el atacante se encuentra en su clase frecuente alcanzó solo 66 votos y el quorum necesario era de 67 por lo que deberá ser en Comisión Mixta (cinco diputados y cinco senadores).

El retraso en la tramitación permitirá que sea revisada en el Tribunal Constitucional (TC) cuando asuma un nuevo presidente (quien dirime en caso de igualada) más proclive a la centro derecha.

“El TC podría dejar a Chile en las mismas condiciones que está hoy, como uno de los cinco países del mundo que condena a la cárcel a mujeres víctimas de víctimas de embarazos por violación o con inviabilidad fetal o riesgo materno”, señaló Girardi y llamó al TC “a no ser operador político de los sectores conservadores”.

Para Girardi “lo ocurrió ayer no es contra el Gobierno ni la Nueva Mayoría, es un atentado contra la sociedad chilena, contra la mayoría del país no está de acuerdo que una mujer violada o con inviabilidad fetal o con riesgo materno vaya a la cárcel por interrumpir su embarazo”.

El parlamentario calificó de “muy peligroso lo que está haciendo la derecha, cada vez que pierden o no logran los votos en la Cámara o el Senado, que son la expresión democrática de la sociedad chilena, instrumentalizan al TC para lograr sus objetivos y terminaran por deslegitimarlo totalmente al transformarlo en una tercera cámara censora”.

Girardi criticó que “la derecha no haya estado dispuesta a un mínimo civilizatorio, ni siquiera se está presentado acá el aborto libre con plazos como es lo que ocurre en la mayoría de las sociedades democráticas. Es lamentable que por intolerancia de algunos DC conservadores se impidió que las mujeres recuperaran sus derechos civiles”.

El parlamentario calificó de “cobardía” la valor de “esconderse detrás de una pareo para no votar, los pareos no rigen cuando hay leyes de quorum. Hubiese preferido que derechamente votaran en contra o se abstuvieran. Esta es una manera de actuar encapuchado en política y no nos gustan los encapuchados, prefiero que den la cara”.

La directora de la Corporación Miles, Claudia Dides, afirmó que “vamos a seguir luchando por este proyecto de ley. Aún queda la comisión mixta, el Tribunal Constitucional y llamamos a sus miembros que tienen en sus manos poder dar un paso adelante y convertir esto en un hito de libertad y profundo respeto a los DD.HH. en la historia de Chile”.

Y llamó a “la movilización permanente en las próximas semanas donde se va a definir la libertad y el derecho de decidir de las mujeres”.

Selma Núñez, representante de Fenprus, señaló “el Estado garantiza, la sociedad respeta y la iglesia no interviene. La Fenprus luchará para que se respeten estos derechos. Nos sumaremos a todas las acciones que permitan que este proyecto salga adelante y sea una realidad para la mujer chilena”.

Carmen Garcés, del Colegio de Matronas, dijo que “los 20 regionales votaron de manera unánime para ser partícipes de este proyecto de despenalización en tres causales que nosotros, como matronas y matrones, sabemos desde la praxis en que consiste y lo que significa para las mujeres que enfrentan esta situación”.

Garcés agregó “este un traspié y seguiremos luchando para que este proyecto sea una ley, porque es una ley justa y resuelve problemas importantes para las mujeres que voluntariamente pueden optar a interrumpir o llevar a término su embarazo”.

loading...