Qué es ‘La Regla de 3’ para mejorar tu productividad diaria y aplicarla en tu trabajo

0
96

Caballeros, comencemos por afirmar que es corriente distinguir que hay temporadas en que nuestra productividad es devaluación, disminuye, y no es porque estemos siendo perezosos en el trabajo, sino que no estamos planeando de guisa eficaz nuestro tiempo. El día de hoy les hablaremos de un método efectivo que muchas personas han usado y les ha sido de mucha ayuda a la hora de planear su día a día: La Regla de Tres.

¿Qué es La Regla de Tres?, se preguntarán. Según el escritor y asesor de productividad canadiense Chris Bailey, La Regla de Tres puede ser definida de la futuro guisa: “Al comienzo de cada día, antes de comenzar a trabajar, decide qué tres cosas deseas lograr al final del día. Haz lo mismo al inicio de cada semana”.

Este es un concepto simple pero revolucionario. Si correctamente en efectividad es congruo dócil de ejecutar, a continuación te explicaremos su importancia y algunos ejercicios para utilizar La Regla de Tres en su mayor potencial.

Primero que mínimo, ¿qué es la productividad?

productividad

Muchas personas creen que la productividad es la cantidad medible de tareas que se realizaron durante el día, pero esto en pocas palabras es una forma terrible de determinar la productividad, pues se asume que todos nuestros deberes tienen el mismo valencia, y no es así.

Por ejemplo, si identificas que tienes quince tareas por hacer en el día, debemos identificar cuál de ellas es verdaderamente importante para hacerla hoy. La productividad no se trata de hacer más cosas, sino de hacer las cosas esenciales y correctas.

Para determinar las tareas importantes necesitas conocer los resultados que deben suceder a corto y extenso plazo para tener un día, una semana, un mes y un año exitosos y productivos.

Para dejarlo completamente en claro, la productividad no se trata de la cantidad de tareas que te propones concretar, sino de acaecer realizado las correctas y cumplir con las más importantes que agregarán un valencia a tu trabajo y a tu vida.

Los beneficios de implementar La Regla de Tres

Tan solo por organización, siempre será más sencillo deliberar con solo tres tareas importantes que con diez o vigésimo que te quitarán tiempo de realizar tus objetivos. Al designar estas tres cosas podrás dedicarles un enfoque veterano para realizarlas de forma correcta y efectiva.

1. Trabajarás de forma deliberada en oportunidad de reactiva. Mucha concurrencia trabaja en función de la información que recibe a lo dadivoso del día. Sin secuestro, cuando se usa La Regla de Tres diseñas tu día a partir de la descripción de tu trabajo, lo que agregará más valencia a tu negocio o función.

2. Te mantiene dirigido cuando te desvías. Las distracciones son poco común, sobre todo cuando no hay un enfoque estructurado. Sin incautación, cuando cuentas con tus tres principios de suscripción prioridad, siempre puedes personarse a ellos y memorizar exactamente qué estás haciendo y lo que debe suceder al final del día.

3. Es un proceso simple. La Regla de Tres es un sistema simple para realizar todos los días y semanas. Lo único que debes hacer es memorizar a priorizar las tres cosas más importantes. Esta sagacidad la irás perfeccionando con el tiempo, verás que a posteriori podrás identificar las prioridades de guisa sencilla y organizada.

programación

4. No permite que las cosas sin importancia arruinen la productividad. Podríamos pensar que hacer las cosas más rápidas y menos importantes es una logística viable, pues te quitarías de encima esas distracciones. Sin bloqueo, con la Regla de Tres te darás cuenta que esas tareas probablemente no eran tan necesarias o puedes delegarlas para que no te quiten el sueño.

5. Evita que tú y tu equipo se sientan abrumados. Es mejor que tus superiores o tú mismo evalúen una serie de tres cosas importantes que se realizaron al día, que revisar un montón hechas en un día y sin importancia alguna. Cada semana verán que los problemas grandes están siendo solucionados y siempre habrá poco qué hacer.

6. Si tú eres el principal, siquiera te sentirás abrumado. Si estás a cargo de un equipo, no querrás darle cientos de cosas que hacer en un día determinado. Proporciona tres resultados primarios, por pequeños que sean, para lograrlos en un día. De esta guisa será más probable ver ganancias consistentes y positivas en tus proyectos, y tanto tú y tu equipo no se sentirán sobrecargados ni estancados.

Consejos para emplear al mayor La Regla de Tres

trabajando

Como lo dijimos anteriormente, implementar esta dinámica es simple, solo escribe las tres cosas más importantes que necesitas hacer al día. Sin bloqueo, aquí te diremos cómo aprovecharlo al mayor.

1. Usa la Regla de Tres no solo para tu día, asimismo para tu semana, tu mes y tu año. Uno de los beneficios más grandes es que esta técnica se puede aplicar a mucho más que para tu día. Planifica tu semana y mes con los tres resultados más importantes para cada periodo. Planifica tus días en función de las acciones más pequeñas para que los resultados a espléndido plazo se realicen.

2. Utiliza un cuaderno. Seguro que puedes anotar tus prioridades en tus dispositivos electrónicos, pero escribir en papel es mejor porque es más tangible y lo hace más célebre, pues incluso lo imprimes mejor en tu cerebro. Esta cuaderno puedes mantenerla adjunto a tu escritorio, donde puedas verla y te recuerde mejor tus prioridades.

3. Planifica tu día la confusión aludido. Para no comenzar el día “a las carreras”, lo mejor es afrontar los últimos 15 a 20 minutos finales de tu día a planificar las tres tareas del día futuro.

4. Reflexiona. Al final del día (y cada semana, mes y año) reflexiona en tus resultados: ¿Fueron metas realistas? ¿Fui demasiado angurriento o no lo suficiente? Con el tiempo aprenderás lo que puedes hacer en el interior de un periodo determinado.

5. Sé flexible. Si logras terminar tus tres cosas no te limites a dejarlo todo y conformarte. Recuerda que posteriormente de los tres medios aún hay cosas por hacer, así que “no te duermas en tus laureles”, porque eso igualmente puede truncar tus resultados.

Y, bueno, hombre, esta simple organización de estructura puede ayudarte en tu día a día. En punto de que tu trayecto ocurra de forma predeterminada, diseña tu memorándum para que todos los días sea poco dispar, y los beneficios son muchos.