¿Qué ha pasado tras el 11/9?

0
566
loading...

Tras el ataque del 11 de septiembre de 2001 el mundo entró a la era de la “guerra contra el terrorismo”. El objetivo era destruir las redes de Al Qaeda y lo que comenzó con una movimiento marcial contra el régimen talibán en Afganistán, siguió con la supresión en Irak y se ha extendido hasta el día de hoy con numerosas ramificaciones. Esto, más allá de que el 2 de mayo de 2011, fuerzas especiales estadounidenses dieran homicidio al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, en una criticada operación en Pakistán.

Entre tanto, Siria se sumergió en una extirpación civil, que comenzó con masivas protestas contra el régimen de Bashar al Assad en el situación de la primavera árabe. El conflicto en Irak resurgió, esta vez impulsado por la milicia radical Estado Islámico. A quince abriles del 11 de septiembre en Nueva York, precisamente EI se ha convertido en el longevo agrupación terrorista del planeta.

El mundo se ha trillado envuelto en una maraña de acciones y reacciones, donde ha aumentado la islamofobia, sentimiento impulsado en parte por la crisis de los refugiados y del que ha sacado partido la extrema derecha europea.

Acá pasamos revista a algunos de los atentados más graves de los últimos 15 abriles:

España

Las explosiones que afectaron a los trenes de cercanías de Madrid el 11 de marzo de 2004 fueron los primeros atentados de gran calibre que los islamistas radicales perpetraron en Europa Occidental. En medio del tráfico en la hora punta estallaron diez bombas, matando a 191 personas y dejando a más de 1.800 heridas. Al Qaeda se atribuyó el ataque.

Reino Unido

El 7 de julio de 2005 se inmolaron casi simultáneamente cuatro terroristas en buses y en el Patrón de Londres, causando la homicidio de 52 personas y dejando 700 heridos.

Francia

El primer ataque de grandes dimensiones afectó a la revista satírica Charlie Hebdo. El 7 de enero de 2015, dos atacantes ingresaron a la redacción, en París, y dieron asesinato a 12 personas. Luego, una toma de rehenes en un supermercado sumó otras cuatro víctimas fatales. Pocos meses más tarde, el 13 de noviembre de 2015, una serie de ataques contra bares, restaurantes y una sala de conciertos en la haber francesa dejó 130 muertos y cerca de 350 heridos. Estado Islámico se hizo responsable de estas acciones.

El 14 de julio de 2016, día de fiesta doméstico en Francia, un radical islamista atropelló con un camión a una multitud de personas, matando a 86 de ellas.

Bélgica

El 22 de marzo de 2016, varias bombas explotaron en el metropolitano y el aeropuerto de Bruselas, matando en total a 38 personas. Ya en mayo de 2014, un combatiente retornado de Siria disparó adentro del Museo Avaro de Bruselas, abatiendo a cuatro personas. Desde hace abriles las fuerzas de seguridad belgas se encuentran en estado de alerta máxima. El ensanche de Molenbeek, en la caudal, se ha erigido en una especie de semillero terrorista. Desde allí se organizaron los ataques contra París.

Turquía

Conveniente a la conflicto civil en la vecina Siria, la seguridad en Turquía se ha deteriorado. El Estado Islámico aterroriza cada vez de forma más frecuente al país. El ejemplo más fresco: un atentado suicida en un boda el 20 de agosto de 2016 en el sudeste turco, donde al menos 54 invitados fallecieron.

Casi dos meses antiguamente, el 28 de junio, presuntos miembros de EI atentaron en el aeropuerto de Estambul, causando la homicidio de 45 personas e hiriendo a más de 200. En marzo de 2016 un suicida se hizo explotar en una de las calles más concurridas de Estambul, matando a cuatro turistas. Esa influencia asimismo fue reivindicada por EI, así como la del 12 de enero, cuando un terrorista suicida mató a 12 turistas alemanes. Casi un año antaño, en octubre de 2015, una acceso mató a más de 100 personas en una manifestación contra el gobierno de Erdogan, en Ankara. Igualmente se sospecha que esa influencia fue obra del Estado Islámico.

Rusia

En octubre de 2015 cayó un avión de la aerolínea siberiana Kolavia en el Sinaí. La máquina iba camino a San Petersburgo desde Sharm el Sheikh, en Egipto. Los 224 pasajeros, la mayoría rusos, murieron. El Estado Islámico se atribuyó el ataque.

Pakistán

Desde el 11 de septiembre, Pakistán ha sufrido decenas de atentados que han segado la vida de cientos de personas. Incluso la “guerra contra el terrorismo” ha causado numerosas víctimas fatales. Todas las semanas, las fuerzas de seguridad, abogados, equipos de prevención y otros son objetivos de los terroristas. El ataque más horroroso fue el osado contra una escuela en Peshawar, en diciembre de 2014, donde 134 niños fueron asesinados. Incluso provocó impacto el ataque suicida en la Pascua de 2016 contra una plaza de juegos en Lahore, donde al menos 70 personas perecieron, entre ellas muchos niños.

África Uruguayo

La milicia radical islamista Al Shabaab, vinculada a Al Qaeda, propaga desde hace abriles el terror y el pánico en África Uruguayo. Especialmente afectada por esta situación está Somalia, donde el familia terrorista tiene sus raíces. La milicia lucha con inusitada violencia para imponer una teocracia islámica. Para ello lleva a mango ataques contra instalaciones gubernamentales y hoteles, principalmente. Aún la milicia controla algunas regiones rurales de Somalia.

Igualmente en Kenia ha cubo golpes. En 2013 mató a más de 60 personas en un centro comercial de Nairobi. Dos abriles más tarde, en abril de 2015, milicianos de Al Shabaab perpetraron una matanza en un campus de la Universidad de Garissa. Dispararon específicamente contra estudiantes cristianos, matando a casi 150 personas.

África Occidental

El asociación terrorista Boko Haram lucha para instaurar una teocracia islamista en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana. Desde 2003 han matado a más de 12 mil personas por medio de ataques contra las fuerzas de seguridad, autoridades, iglesias y escuelas. Uno de los peores ataques ocurrió en la ciudad de Cuerda, en el noreste del país, donde según reportes de prensa en un solo fin de semana de comienzos de enero de 2015 los radicales asesinaron a unas dos mil personas.

África del Boreal

El terrorismo islamista todavía ha herido a Marruecos, Argelia y Túnez. Los objetivos predilectos de los radicales: centros turísticos. En una playa de Sousse, en junio de 2015, un seguidor del Estado Islámico asesinó a 38 turistas, la mayoría de ellos británicos. Pocos meses antaño, en mayo de ese año, los yihadistas atacaron el Museo Doméstico del Bardo de la hacienda tunecina, asesinando a 21 personas, la mayoría incluso turistas.

Estados Unidos

Tras el ataque del 11 de septiembre, Estados Unidos ha sufrido otros tres ataques islamistas en Boston, San Bernardino y Orlando. En la maratón de Boston murieron tres personas y 260 resultaron heridas cuando explotaron dos bombas. A comienzos de diciembre de 2015, un casorio que se declaró seguidor de EI mató a 14 funcionarios de una oficina de Salubridad en San Bernadino. Asimismo está vinculado a este camarilla radical el ataque contra un club noctámbulo sarasa en Orlando, donde 49 personas fueron acribilladas.

 

Fuente:T13.cl

loading...