¿Qué pasó con Alex Vincent, el niño de ‘Chucky, el muñeco diabólico’ que huyó de la fama?

0
56

Aunque este actor protagonizó una de las más escalofriantes y clásicas películas de terror de la lapso de los ochenta, Alex Vincent trataba de tener una vida frecuente allá de su personaje Andy Barclay y la triunfo que obtuvo con la cinta Chucky, el muñeco diabólico.

Alex Vincent hizo su comienzo en el cine en esta película de 1988 que nos mostró el origen de uno de los personajes de horror más emblemáticos, el muñeco Chucky, que estaba poseído por el espíritu del dañino Charles Lee Ray. La cinta fue un éxito y dio pie a una larga franquicia de terror, pero ¿qué pasó con el actor?

Luego de ser Andy Barclay, Alex participó en otras películas, como Retraso a la primavera (1989), Bandini (1989), Just Like in the Movies (1990) y My Family Treasure (1993). Posteriormente desapareció por completo del carta en el mundo del espectáculo.

No le gustaba la auge que había manada y regresó a morar en su pueblo procedente de Nueva Chaleco. Ahí nadie lo reconocía y, entonces, pudo centrarse en su vida personal y académica. De ser un actor exitoso se volvió un estudiante más.

Acabó su carrera y se tituló como ingeniero de sonido. Incluso formó su propia facción señal Perception en la que tocaba los teclados. En el 2009 se mudó a Clearwater para rajar su propio estudio de disco AVProductions. Oportuno a su pasión por la música, volvió al mundo del cine, pero no como actor, sino trabajando en los equipos de sonido.

En el 2013 le ofrecieron interpretar de nuevo a su personaje de Andy Barclay en la cinta La Maldición de Chucky y él aceptó, pues en efectividad nunca renegó de las películas que le dieron auge y fortuna cuando era caprichoso. Encima, volvió a aparecer en pantalla espacioso en Culto a Chuky (2017).

A 32 abriles del estreno de la primera película de Chucky, ahora Alex está de regreso como Andy Barclay en la serie Chucky que será estrenada en otoño de este 2021. Por si no sabías de esta nueva producción, aquí te dejamos el primer adelanto oficial.

Aunque no se niega a participar en nuevos proyectos cinematográficos, Alex es de esos actores que prefieren nutrir un perfil discreto y una vida tranquila. Lo que es perfectamente entendible si tomamos en cuenta que cuando tan pronto como tenía siete abriles tuvo que confrontar a una de las peores pesadillas de cualquier gurí.