Quedó cuadripléjico y su mejor amigo le prometió dejarse patear ‘ahí donde les dije’ si se recupera

0
58

No hay carencia que no estemos dispuestos a hacer para ayudar a nuestros seres queridos, ya sea dar palabras de aliento, estar con ellos o darles cualquier tipo de incentivo para que superen la adversidad por la que están atravesando.

A principios de este año, Chase, un agraciado de TikTok, estuvo involucrado en un casualidad tan traumático que lo dejó paralizado de los hombros cerca de debajo. Sin incautación, uno de sus mejores amigos le dio la motivación necesaria para salir delante, pues le prometió que cuando se recuperara, él estaría dispuesto a aceptar una patada acordado en la parte donde nunca pega el sol.

A principios de este año tuve un contratiempo traumático.

Aunque su estado era crítico, su amigo Dan nunca lo dejó solo, al contrario, lo motivó y mantuvo su promesa, que de verdad surtió los existencias esperados, pues en poco tiempo, Chase se puso en pie y recuperó poco de la fuerza y movimiento de sus piernas.

Llegaré a casa y estaré en una forma increíble.

Aceptémoslo, una ofrecimiento en la que puedas patearle la entrepierna a cualquiera no es poco que pueda hallarse muy seguido, por lo que Chase no estuvo dispuesto a desperdiciar esta oportunidad por ningún motivo.

Chase mejoró considerablemente en solo unos meses con la ayuda de la terapia física. De hecho, los terapeutas lo ayudaron a prepararse con algunos ejercicios de piernas y se dieron cuenta de que su pierna izquierda era la que tenía más fuerza, por lo que era la indicada para realizar la tarea.

Hey, chicos, yo soy Dan y estoy a punto de ser pateado en la entrepierna.

Cuando el avance de Chase fue más que evidente, Dan se preparó para ser pateado por su mejor amigo. Hasta la plazo no sabemos si él incluso estaba emocionado, pero estamos seguros de que Chase, sí y que lo disfrutó asaz.

El épico momento llegó, y posteriormente de advertir a su audiencia para que no lo intentaran en casa, Chase recordó su duro entrenamiento para consumar el ilustre momento y procedió a patear la entrepierna de su mejor amigo.

Dan decidió taparse los luceros para no conocer cuándo recibiría el cardenal, pero Chase no esperó mucho para dar en el clavo una patada limpia y decidida encajado en la entrepierna de su amigo, quien cayó al suelo vencido por el dolor.

Luego de recuperar un poco el aliento, Dan dijo que Chase apuntó directamente a su testículo izquierdo. Cuando este se vio totalmente restablecido, no dudó en felicitar a su amigo por el esfuerzo realizado.

Chase me pateó directamente en la entrepierna y me siento congruo aceptablemente.

Claro que Chase agradeció a Dan por haberlo ayudado a exceder esto, que sin duda es uno de los desafíos más complicados e importantes de su vida. Este es un caso que nos demuestra que los amigos siempre estamos en las buenas, malas y peores.