Quiénes han sido los mejores y peores presidentes en la historia de EE.UU.

0
632
loading...

Liderar la que en la hogaño es considerada la nación más poderosa del planeta.

Esa es la responsabilidad que ha pasado por 43 personas desde que Estados Unidos se convirtió en nacióntras la Exposición de Independencia de 1776.

La visión, la memorándum de gobierno, el liderazgo interno y extranjero son algunos de los rasgos que los historiadores consideran a la hora de evaluar la bordadura de un presidente.

El doctor Iwan Morgan, experto en historia de EE.UU. de la Universidad Colegio de Londres y el doctor David C. Eisenbach, diestro en la historia presidencial de la Universidad de Columbia, conversaron con BBC Mundo sobre los que consideran han sido los mejores y peores presidentes estadounidenses.

Los dos eligieron a cinco presidentes como los más destacados por sus legados en la historia estadounidense, y los primeros tres lugares de su selección coinciden con una sondeo realizada entre 47 historiadores en 2010 por el Instituto para el Estudio de las Américas, con sede en Reino Unido.

Morgan y Eisenbach igualmente seleccionaron a los mandatarios que han pasado por la Casa Blanca y que consideran tienen un herencia más gafe.

Los mejores presidentes

Franklin D. Roosevelt (1933-1945)

Franklin Delano Roosevelt gobernó EE.UU. de 1933 a 1945, año en que murió.
 

Roosevelt (demócrata) es considerado por muchos como el mejor presidente de la historia de Estados Unidos, ocupando el cargo durante 12 abriles.

Sus presidencias estuvieron marcadas por dos momentos de gran importancia histórica: la recuperación económica tras la Gran Depresión que vivió EE.UU. al inicio de la lapso de 1930, y la décimo del ejército de Estados Unidosen la SegundaGuerra Mundial (1939-1945).

“Inventó efectivamente la presidencia moderna. Les dio a los estadounidenses esperanzas de que su gobierno rescataría a la economía tras el inicio de la Gran Depresión”, dice Iwan Morgan, quien todavía destaca que Roosevelt sentó las bases del Estado de bienestar actual.

El gran acuerdo económico-social tras la GranDepresión, conocido como el “New Deal”, es para David C. Eisenbach esencia porque con él se “salvó a la empresa privada a través de la regulación”, y se logró reparar el sistema bancario.

Los historiadores consideran que durante la Segunda Conflicto Mundial, Roosevelt acertó al permanecer a las tropas estadounidenses fuera del conflicto el viejo tiempo posible, mientras enviaba armamento a Reino Unido y a la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS).

“Emergió como la figura clave en la alianza Reino Unido-URSS-EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial y sentó las bases para la creación de la Organización de Naciones Unidas”, señala Morgan.

Abraham Lincoln (1861-1865)

Abraham Lincoln fue presidente durante dos periodos, pero su segundo mandato terminó súbitamente con su homicidio en abril de 1865.
 

Cuando Abraham Lincoln (republicano) fue presidente, Estados Unidos vivía uno de sus momentos más traumáticos, que pudo lograr a significar la desintegración del país.

Los estados de la Confederación declararon su independencia del resto de la nación, en buena medida por la intención de abolir la esclavitud, una medida apoyada por Lincoln.

Ello desató la Pleito de Segregación (1861-1865), que costó la vida de más de 600.000 personas.

Según Morgan, Lincoln lideró la batalla para persistir la unión del país e hizo que “la opinión públicaestuviera a favor de un acuerdo de paz”.

“Entendió su potencial de liderazgo en tiempos de crisis”, señala el historiador.

Su política combinó el idealismo con el pragmatismo ya que “sabía cómo permitir que los acontecimientos se desarrollaran para empujar su agenda en el momento óptimo”, opina por su parte Eisenbach.

Lincoln logró ser reelegido pero fue asesinado en abril de 1865 de un disparo por un simpatizante de los confederados.

George Washington (1789-1897)

George Washington fue electo presidente sin afiliación a ningún partido político.
 

Washington es uno de los padres fundadores de Estados Unidos y fue el primer presidente del país.

Es el único mandatario que ha rebaño en todos los estados del país tras la aprobación de la Constitución de 1789, y lo logró sin ninguna bandera partidista.

“Estableció y consolidó la presidencia adentro del nuevo orden constitucional, ayudando a aventajar los temores de que esta tuviera la posibilidad de practicar una tiranía ejecutiva”, explica Morgan.

No había impedimento lícito para que fuera reelegido sin confín, pero Washington estableció la tradición de que un presidente solo puede servir durante dos términos de cuatro abriles, lo cual se convirtió en ley hasta posteriormente de la presidencia de Franklin D. Roosevelt.

Igualmente bajo su presidencia se dio la creación del Bandada Doméstico, uno de los pilares para el progreso crematístico de EE.UU.

¿Truman o Reagan?

Ronald Reagan (izquierda) fue actor del cine antiguamente de dedicarse a la política. Por su parte Harry S. Truman fue vicepresidente de Franklin D. Roosevelt, por lo que asumió como dirigente de Estado tras la asesinato del mandatario.
 

Morgan y Eisenbach propusieron a los mejores y peores presidentes de EE.UU., y Harry S. Truman (demócrata) y Ronald Reagan (republicano) están en la relación opuesta de cada uno de los historiadores.

Para Morgan, el presidente Harry S. Truman (1945-1953) fue uno de los mejores mandatarios porque “preservó el encomienda rumboso del New Deal y lo amplió a través del compromiso a privanza de los derechos civiles”, encima de que apoyó a gobiernos de Europa “amenazados por la subversión comunista“.

Truman todavía fue quien ordenó el divulgación de la bala atómica sobre Hiroshima y Nagasaki, lo que para Morgan fue un paso, “para bien o para mal”, con destino a el fin de la Segunda Conflicto Mundial en el Pacífico.

En cambio, Eisenbach responsabiliza a Truman de comenzar la Pugna Fría, entre EE.UU. y la URSS, y señala que su gobierno interfirió en las elecciones de países de Europa occidental como Alemania.

Ronald Reagan (1981-1989) igualmente divide a entreambos historiadores.

Para Morgan se trata del presidente conservador “más exitoso” que ha tenido Estados Unidos en la era moderna.

“Hizo de los bajos impuestos un elemento esencial de la cultura política de la nación. Sabía cuándo ser audaz y cuándo arriesgarse”, y incluso “reconstruyó” el poder marcial de Estados Unidos y sentó las bases para poner fin a la Extirpación Fría.

Por su parte, Eisenbach critica que Reagan proporcionara armamento a los yihadistas de Afganistán “sin otra razón más que para matar tropas soviéticas”, lo que luego dio zona al surgimiento del régimen Talibán

Encima, señala que apoyó a Saddam Husein en la guerrilla de Irak contra Irán, y a las fuerzas insurgentes de Nicaragua, las “Contras”.

El profesor de Columbia cree que en el cuarto división debe aparecer Theodore Roosevelt (1901-1909, republicano) y en el botellín John F. Kennedy (1961-1963, demócrata),puestos que en la inventario de Morgan ocupan Truman y Reagan.

Los peor evaluados

George W. Bush (2001-2009)

George W. Bush inició las guerras de Afganistán e Irak durante sus mandatos de 2001 a 2009.
 

El presidente George W. Bush (republicano) es quien está en el primer puesto de los mandatarios con los legados más negativos de David C. Eisenbach.

“Por ir a la guerrilla contra una nación (Afganistán) que no planteaba ninguna amenaza para EE.UU. y desatar las fuerzas que han destruido las vidas de millones de personas”, dice el investigador de la Universidad de Columbia, refiriéndose a los movimientos yihadistas que han surgido en Medio Oriente desde entonces.

Igualmente señala que durante su gobierno se dio “la peor crisis económica” desde la Gran Depresión.

En la indagación de historiadores del Instituto para el Estudio de las Américas, Bush aparece en el ocasión 31 de la letanía de mejores presidentes de Estados Unidos.

Andrew Johnson (1865-1869)

Morgan pone a Andrew Johnson (demócrata) en el número uno de su nómina de malos presidentes, pues lo considera el “más racista” de la historia de Estados Unidos.

“Quería preservar al sur como el ‘país del hombre blanco’, obstruyendo los intentos del Congreso republicano para ampliar los derechos”, de los negros.

Johnson fue el primer presidente en ser pronunciado de violar la ley, por la remoción de funcionarios sin aval del Congreso, pero quedó exento de responsabilidad ya que solo fue evidente culpable por 35 senadores y no los 36 requeridos.

De izquierda a derecha: Andrew Johnson, James Buchanan y John Tyler, presidentes de mediados del siglo XIX.
 

James Buchanan (1857-1861)

El presidente James Buchanan (demócrata) es destacado de yerro de determinación para evitar que el estado de Carolina del Sur declarara su separación de la Unión, uno de los momentos que precedieron a la Combate Civil.

“Un fuerte despliegue de determinación presidencial pudo haber detenido el crecimiento (del sentimiento secesionista)”, dice Morgan, pero en empleo de eso Buchanan “se rindió” y abandonó las instalaciones militares del sur, complementa Eisenbach.

John Tyler (1841-1845)

Descrito como un presidente que solo defendió los intereses del sur del país, John Tyler (partido Whig) llevó su memorándum propia hasta convertirse en un confederado activo en 1861.

Eso es interpretado como una postura en contra de la integridad de EE.UU. y a valimiento de la separación que planteaba el sur.

Aunque fue el presidente que logró la anexión de Texas, luego de su separación de México, permitió que allí se instaurara el sistema de esclavitud como el de los estados confederados.

¿Qué hay de Barack Obama?

Barack Obama hizo historia al convertirse en el primer presidente bruno de Estados Unidos.
 

El presidente número 44 de la historia de EE.UU., Barack Obama (2009-2017, demócrata), fue el primer afroestadounidense en venir a la Casa Blanca.

Tanto Morgan como Eisenbach coinciden en que aún deberán advenir algunos abriles para que se pueda tener una perspectiva del encomienda de la dependencia Obama.

Los historiadores destacan entre sus logros el haber sacado a las tropasestadounidenses de Afganistán e Irak, aunque “no en condiciones que permitieran a EE.UU. cantar victoria de forma inequívoca”, piensa Morgan, quien lo coloca en el lado 15 de los mejores presidentes.

Eisenbach destaca que con Obama “EE.UU. logró la independencia energética”.

Asimismo reconocen que hizo los ajustes necesarios para mejorar la bienes del país, que recibió “en caída libre” en 2009, pero critican que no haya empollón los castigos necesarios a los causantes de la crisis en Wall Street.

Eisenbach asegura: “Barak Obama será recordado como un presidente muy bueno, pero va a tomar un tiempo para Estados Unidos y el resto del mundo apreciarlo en su totalidad”.

 


Fuente:T13.cl

loading...