Rabindranath Quinteros: “No debo dar credenciales de demócrata o progresista ante nadie”

0
130

Las esquirlas de la polémica votación en el Senado, donde fracasó la recriminación constitucional contra el intendente metropolitano Felipe Guevara, siguen sacudiendo a la examen. Ahora, al debate entró el senador socialista Rabindranath Quinteros, uno de los legisladores opositores que estuvo lejano en la trayecto.

De guisa enfática, el senador PS -quien se encuentra en Tal Tal por un tema emparentado del que había avisado hace semanas, con la debida adelanto a la mesa del Senado- indicó que “no debo dar credenciales de demócrata o progresista ante nadie. Fui víctima de la represión de la dictadura, preso y relegado político. En democracia siempre he priorizado trabajar por lograr acuerdos que beneficien a la gente”.

El parlamentario explicó que el Gobierno no ha sido capaz de fijar el control del orden sabido, “ni ha podido poner término a los abusos y violaciones de derechos humanos. Pero el problema no es solo de Plaza Italia, también ocurre en regiones, en Antofagasta, Valparaíso, Osorno y Puerto Montt.  Entonces, el problema no es de un intendente, es del Gobierno, y por eso aprobé la acusación contra Chadwick”.

En esta ringlera, destacó que “desde el primer día varios diputados y senadores afirmaron que la acusación constitucional era débil y muchos lo argumentaron en la sala del Senado. La acusación en contra del intendente Guevara no logró convencer a la mayoría del Senado ni concitar la unidad de acción de la oposición (…) tendrían que acusar a todos los intendentes y distraernos en estos procesos, mientras la derecha ya está organizada en la campaña para rechazar una nueva Constitución en el plebiscito del 26 de abril.  La responsabilidad principal de la crisis es del Gobierno, pero no se resuelve sacando a todas sus autoridades”.

“Yo fui intendente 10 años y se perfectamente que el responsable político es el ministro del Interior de las acciones que llevan adelante sus subalternos. Así de claro”, recalcó, dirigiendo sus dardos en dirección a La Moneda, específicamente al ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

Pelotón opositora

Quinteros asimismo dijo comprender la molestia de la gentío, que enrostró a los parlamentarios que estuvieron ausentes o se abstuvieron, pero acusó que al mismo tiempo “hay dirigentes que están actuando de acuerdo al aplauso o rechazo que reciban y ese no es el camino.  Yo tengo muy claro mi deber”.

“Algunos en la oposición están más preocupados de depurar y restar y no de sumar (…) La oposición debe construir alternativas.  Lo ha hecho con el acuerdo constituyente, pero en otros momentos, han primado las visiones parciales y yo he sido muy crítico de eso. Esta acusación, por ejemplo, no ayudaba a ordenar a la oposición, sólo la dividió”.