Recorrió en bici todo Hawái para devolver una billetera y le regalan un auto

0
56

Las personas bondadosas que se preocupan por el bienestar de los demás siempre merecen tener una certamen remuneración por su crema. Lo que para Aina Townsend, de 22 abriles de tiempo, solo era cumplir con su deber cívico, terminó en una gran sorpresa.

Aina es un hombre de comunidad que hace cinco abriles se mudó a la ciudad de Maui, en Hawái, con su esposa e hijos. Adicionalmente de estudiar para tener un mejor futuro, este hidalgo ejemplar trabaja como agente de seguridad en el supermercado Foodland de la ciudad de Kahului, al que llega en biciclo para sufrir el sustento a su hogar.

Un día Aina vio que una de las clientas del supermercado estaba haciendo las compras de víveres, muy apresurada y con su bebé de cinco meses en brazos. A posteriori de abonar, esta mujer se fue en su coche, pero dejó su cartera olvidada en el carrito de la tienda.

El mancebo protección vio lo que había pasado y decidió hacer lo correcto: devolver la cartera con fortuna y tarjetas bancarias a su dueña. Esto significó hacer un trayecto de cinco kilómetros hasta la casa de la mujer, señal Chloe Marino, quien no se dio cuenta de que le faltaba su cartera hasta que se la regresaron.

Chloe y su consorte Gray le agradecieron mucho por deber viajado tanto para devolver la cartera y Aina solo dijo que asimismo había pasado por esa situación y que perder poco así era lo peor del mundo.

La pareja contó esa historia en las redes sociales y los amigos de Gray les dieron la idea de ayudar a este buen samaritano dándole una gran sorpresa. Hicieron una petición en la página Go-Fund-Me para cobrar parné, con el que le comprarían un carro usado al miembro de seguridad.

“Quisiéramos recaudar $5,000 para poder comprarle a Aina un auto usado antes de Año Nuevo. Probablemente sea una posibilidad remota, pero se lo merece y Gray y yo seremos los primeros en contribuir”.

La respuesta de las personas fue increíble. Todos se conmovieron por la jet set de Aina y la meta de moneda no solo fue alcanzada en poco tiempo, sino que la superaron. En total se recaudaron 25,586 dólares, así que en zona de un coche usado, están planeando comprarle uno nuevo.

Para Aina un carro sería de gran ayuda para poder transportarse con veterano facilidad y menos esfuerzo de su casa a su trabajo y escuela. Su premio no quedará solo en el agradecimiento, sino que se materializará en un transporte totalmente nuevo.

Ser un buen samaritano que hace lo correcto sí tiene un apropiado agradecimiento y, en el caso de este novicio control, una cartera devuelta le va a traer como premio un carro tanto para él como su clan. Es más que lo encajado y nosotros aplaudimos a Aina por su generosidad.