Registro Civil sale al paso de la polémica por la seguridad de las nuevas cédulas y pasaportes y asegura que empresa ganadora no tendrá acceso a la base de datos

0
62

El Registro Civil emitió una manifiesto sobre el proceso de subasta del sistema de identificación (cédulas y pasaportes) que están llevando actualmente, y que ha provocado polémica por la posible adjudicación de las cédulas de identidad y pasaportes a la firma china Aisino, un tema que incluso ha sido trillado en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

«El Servicio de Registro Civil e Identificación se encuentra realizando un proceso de oferta para la fabricación de las cédulas de identidad y pasaportes de los próximos 10 abriles. Para ello ha trabajado un proceso metodológico, lícito, transparente y de carácter internacional, que indagación 3 objetivos: (i) Afirmar la longevo calidad y estándares técnicos en materia de identificación (ii) ofrecer a la ciudadanía un costo al menos 50% beocio a los costos actuales y (iii) contar con los mayores estándares de seguridad en sistemas de información y datos personales», comienzan detallando en un comunicado.

Yuxtapuesto con detallar que el Registro Civil está llevando este proceso a través del Sistema de Información de la Dirección de Compras y Mercado Manifiesto, y que los candidatos tienen que tener experiencia probada en la lanzamiento de documentos de identificación.

En este contexto, el Registro Civil salió al paso de la polémica por la seguridad de las nuevas cédulas y pasaportes y aseguró que la empresa ganadora no tendrá comunicación a la cojín de datos.

Esto, en referencia a las palabras del diputado socialista Jaime Naranjo, quien acusó un cambio en las bases de concurso para socorrer a la empresa estatal china, la cual tendrá encima “acceso a toda la información de las ciudadanas y ciudadanos chilenos». Y esto “pone en riesgo la seguridad nacional, sobre todo los datos privados de cada chileno”, indicó ayer el parlamentario en El Mostrador en La Esencia.

Sin confiscación, de acuerdo al Registro Civil, «el nuevo maniquí tendrá los más altos estándares en materia de seguridad de la información y manejo de datos personales. Así, a diferencia de la situación flagrante, donde la cojín de datos que contiene dichos datos se encuentra alojada en el Datacenter del proveedor, en el nuevo maniquí se alojará en el Datacenter que maneja el propio Registro Civil. Por lo demás, la referida cojín estará encriptada, manteniendo oculto los datos permitiendo su golpe mediante la utilización de una clave que solo será conocida por el Servicio», añaden.

«Para afianzar esto se permite al Servicio implementar un cumplidor sistema de Control de Diligencia y Auditoría, controlando en tiempo vivo el incremento de los procesos. Frente a ello, quedará absolutamente prohibida la posibilidad de que pueda el proveedor enfrentar alguna norma de confidencialidad interna u otra reglamento para oponerse a las auditorías. Así, se vela por el cumplidor cumplimiento de la norma doméstico e internacional que exige este nuevo maniquí en seguridad de la información, cualquiera sea el la empresa o consorcio que se adjudique esta subasta», explican.

En la ahora, hay 5 ofertas provenientes de «consorcios internacionales que han conseguido cumplir hasta el momento los requisitos exigidos», añadió el servicio, que adicionalmente hizo «un llamado a evitar pronunciamientos sobre la conveniencia de una u otra ofrecimiento, por parte de autoridades y funcionarios públicos, que no se ciñan a lo estrictamente establecido en este proceso internacional».

El proceso ha estado impresionado por la décimo de lobbistas de todos los colores políticos y de procesos paralelos, como el presentado por Idemia, el consorcio francés que hoy administra el anuencia y quiere retornar a adjudicárselo, contra el Registro Civil delante el Tribunal de Contratación Pública.

El Registro Civil aludió asimismo a estos hechos, señalando que “los oferentes presentan reclamaciones según el procedimiento establecido en el proceso, con la finalidad de hacer prevalecer su propia propuesta por sobre las otras, de acuerdo a sus antecedentes e intereses. El Registro Civil participa de dicho proceso y vela en las instancias pertinentes por la legalidad y rigurosidad del mismo. Así, los pronunciamientos que puedan efectuar los tribunales recurridos o la propia Contraloría, serán prenda de garantía de un proceder ajustado a nuestro ordenamiento jurídico”.

El plazo de adjudicación es el 6 de octubre. Lea el comunicado.