Reino Unido se sumó a la invasión de Irak "antes de agotar todas las opciones pacíficas"

0
439
loading...

Reino Unido se unió a la coalición internacional para invadir Irak “antes de agotar todas las opciones pacíficas”, dijo este miércoles John Chilcot, responsable de una extensa investigación independiente sobre la décimo de Reino Unido en la invasión de Irak, en 2003.

Una invasión armada no era el “extremo solicitud habitable, agregó Chilcot al presentar las conclusiones de la investigación, que duró siete abriles.

El exdiplomático todavía dijo que los examen sobre si Irak poseía armas de destrucción masiva “fueron presentados con una certeza que no estaba justificada”.

El documentación, de más de 12 millones de palabras, se publica este miércoles, siete abriles posteriormente que el entonces primer ministro socialista, Gordon Brown, encargase una investigación sobre el controvertido papel de Reino Unido en la coalición liderada por Estados Unidos que derrocó a Sadam Hussein.

El reporte ha pasado a ser conocido como el “reporte Chilcot” en narración al ex funcionario y diplomático anglosajón que ha dirigido la investigación.

En el mismo, encima de analizar el contexto de la osadía de ir a la refriega, igualmente se evalúa si las tropas estaban admisiblemente equipadas, cómo se dirigió el conflicto y qué planificación hubo para posteriormente de la invasión.

 

Incluso contiene detalles de documentos oficiales desclasificados,evaluaciones de inteligencia sobre la capacidad armamentística de Irak y correspondencia privada entre Blair y el entonces presidente de Estados Unidos,George Bush, sobre el conflicto y las bases para una intervención marcial.

 

Una osadía controvertida

Los soldados británicos se unieron a una coalición internacional liderada por Estados Unidos en marzo de 2003.

La valentía tomada por el entonces primer ministro socialista, Tony Blair, tras una votación en la que el parlamento autorizó la bono marcial, fue una de las máscontrovertidas en la política exógeno británica de los últimos 50 abriles.

 

La invasión provocó el colapso del régimen de Saddam Hussein, que estaba en el poder desde finales de la lapso de 1970.

 

Un total de 179 soldados británicos murieron en Irak entre 2003 y 2009, cuando los últimos soldados británicos abandonaron el país.

La guarismo de muertos iraquíes no están claras todavía, pero las estimaciones sitúan la monograma de muertos entre los 90.000 y los 600.000.

Chilcot dijo esperar que si futuras acciones militares de tal magnitud solo sean posibles tras un investigación y juicio político más cuidadoso.

 


Fuente:T13.cl

loading...