Remodeló un autobús escolar por completo y lo adecuó para vivir y viajar en él

0
72

La pandemia, la dichosa pandemia ha sido demasiado cruel en muchas situaciones, pues mucha concurrencia fue despedida de sus empleos. Adicionalmente, ha sido motivo para que muchos más terminen sus relaciones de pareja y hasta de comunidad en el mejor de los casos, ya que cada contexto es totalmente diferente.

Esta historia podría sonar poco parecida a la de muchos lectores. Se trata de un pequeño llamado Craig Gordnier, de 27 abriles, quien simple y llanamente perdió su empleo y a su prometida. ¿Destino no es demasiado ya?

Sin secuestro, este verde puede ser un gran ejemplo, pues al aventajar el duelo, decidió no quedarse de brazos cruzados, así que puso manos a la obra y adquirió un autobús remoto, le dio una “manita de gato” y lo convirtió en todo un sección ambulante que no le pide cero a todos esos departamentos lujosos que vemos por ahí.

Antiguamente de perderlo todo, tenía un trabajo en un corporativo, con un horario de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., planeaba casarse, entre otras cosas, pero absolutamente cero podía prever que su vida entera daría un vuelta por completo oportuno a un virus.

Cuando las cuarentenas comenzaron a declararse más o menos del mundo, perdió un trato comercial, que desencadenó en la pérdida de su trabajo y derivado de esto, su relación sentimental incluso llegó a su fin, haciéndolo retornar a casa de sus padres y escudriñar un trabajo que siquiera le remunerara menos de lo que ganaba en el susodicho.

Sin bloqueo, aun con toda esa desencanto, se mantuvo firme y compró un remoto autobús escolar en Dakota del Sur y lo condujo de regreso a su procedente Massachusetts, donde inició su remodelación, finalizándola en noviembre de 2020.

Me di cuenta mientras estaba en el sofá de mis padres, preparando mi currículum para solicitar un trabajo que no quería, por mucho menos plata del que valgo.

-Craig Gordnier

Con esta afirmación, el mancebo nos demuestra que si se cuenta con la suficiente sagacidad para memorizar lo que se quiere, todo es posible. La restauración del autobús duró aproximadamente 200 días, se le instalaron paneles solares para proveer de electricidad, plomería, etc.

Su clan y amigos le ayudaron, y su trabajo fue tan espectacular que le quedó espacio para una chimenea eléctrica, una mostrador para preparar café y hasta una terraza para mirar el Gloria a cualquier hora que lo desee.

En esta obra es evidente todo el proceso que le ha dejado una enseñanza de vida, pues asegura que durante su construcción pudo ver más sobre sí mismo, la vida, la homicidio, el trabajo, los sueños y toda esa capacidad que tiene el espíritu humano para aventajar cualquier cosa y cumplir todo aquello que se ha imaginado.

Esta gran historia es todo un ejemplo a seguir. Muchos de nosotros pasamos por situaciones similares que tal vez de momento nos tienen en la tela. Sin secuestro, esta es evidencia tangible de que nunca es tarde para hacer poco y que las cosas siempre tienden a curar si se tiene la voluntad necesaria.

Recuerda que todo esfuerzo tiene su galardón, quizá muchos te vean como un conformista al no ser capaces de verlo, pero al final, aun con todo y si sabes lo que en existencia quieres, podrás conseguirlo. Aunque todo parezca tan negativo, siempre habrá tiempo de retomar aquello que siempre has querido y concluir con lo que te encuentras haciendo.