Renunció a su trabajo tóxico y en venganza su jefe le dio su liquidación en puros centavos

0
71

La vida sindical de un adulto responsable puede ser muy dura, por lo que necesitas asimilar a identificar si tu empleo es un sitio tóxico, como que te paguen tarde y con puras monedas de un centavo.

Las personas se quejan de que tienen el peor condición de trabajo cuando sus compañeros estorban más de lo que ayudan, las instalaciones están en pésimo estado o tienen jefes resentidos que se desquitan con ellos, pero Andreas Flaten fue víctima de un nuevo nivel de problemas laborales al renunciar a su trabajo en Georgia, Estados Unidos.

Andreas trabajaba en un taller de reparación de autos conocido como A OK Walker Autoworks, pero así como todos los oficinistas cuando les dejan una gran pila de trabajo 10 minutos antiguamente de salir, él ya estaba harto de ese concurrencia gremial tan pesimista, así que hizo lo mejor para él y presentó su renuncia.

Su director, Miles Walker, no quedó ausencia contento con la partida de este hombre y no le daba su abaratamiento económica. Andreas cuenta que se quejó varias veces para que le dieran su cuota final y nunca esperó la forma en que se lo darían.

Este exempleado encontró frente a su casa una gran pila de centavos, cubiertos con una sustancia aceitosa y una carta que decía “j*dete”. Era un total de 915 dólares en puras monedas aceitosas y eran su cómputo. Obviamente se trató de una represalia por su renuncia.

Andreas y su pareja Olivia Oxley no podían sujetar aceptablemente los centavos, por lo que tuvieron que usar una pala para llevarlos en el interior de la casa para comenzar a limpiarlos. Pasaban hasta dos horas limpiando monedas y alcanzaban a eliminar mayor cinco dólares.

Olivia hizo pública la historia del suscripción final que le dieron a su novio, y entonces la empresa Coinstar decidió ayudarlos. Esta compañía se dedica a especular máquinas de cambio de dólares y centavos, así que era una tarea perfecta para ellos.

Cuando nos enteramos del problema de centavos del señor Flaten, nos complació ofrecerle nuestra ayuda. Coinstar ha estado en el negocio de las monedas durante 30 abriles y procesamos aproximadamente 41 mil millones de monedas al año, por lo que recolectar 91,000 centavos fue todo el trabajo de un día.

– Jim Gaherity, director ejecutor de Coinstar.

Esta empresa incluso aprovechó la oportunidad para hacer donaciones económicas, con el valencia de los centavos que limpiaron y cambiaron, para dos refugios animales escogidos por Flaten.

En Coinstar procesaron estas monedas engrasadas y al final, le dieron a Andreas en billetes el cuota de un trabajo que fue tóxico incluso a posteriori de su renuncia.