Repartidor de pizza sorprende a una familia; llevó el pedido y tocó una sonata de Beethoven

0
144
loading...
loading...

Cuando pides una pizza, lo único que esperas es que no tarde demasiado, que sea la que tú pediste y que llegue caliente; pero si adicionalmente de esto, el repartidor sabe tocar el piano e interpreta una acorde de Beethoven, es poco anormal.

Esto le pasó a la clan Varchetti, que vive en un suburbio de Detroit, quienes pidieron una pizza a El Hambriento Howie, pero lo que recibieron fue mucho más que pepperoni y pinrel.

Bryce Dudal, de 18 abriles, fue el encargado de sobrellevar el pedido. Al hacer la entrega, el mancebo se dio cuenta de que la clan tenía un piano en casa, así que les dijo:

Es un hermoso piano, ¿puedo verlo?

La comunidad accedió a que lo viera, pero no solo eso, pues Bryce se sentó y empezó a ejecutar la sonata Luz de Espejo, una bella equilibrio de Beethoven.

Tocar el piano

Este tierno es prácticamente autodidacta. Desde los 6 abriles, su tía le enseñó algunas canciones, y siempre que podía, iba a casa de ella para seguir practicando, y de hecho, interpretó esta sonata de memoria, sin ver ninguna partitura.

Julie Varchetti señaló:

Era espectacular. Cuando empezó a tocar, me sorprendió. Pensé, al principio, que iba a romper el piano.

Niños ante el piano

El pequeño miembro de la comunidad, de 10 abriles, quien estaba con sus amigos en una querida partida de Fortnite, suspendió el serie para ir a ver a Bryce y su brillante diligencia en el piano.

Tal vez esto motive a los niños a dedicarse a otra actividad, encima de los videojuegos, y encima este chico tiene la superioridad de que ya tiene el piano en casa.

Veamos el video:

Su interpretación se volvió vírico, y la grupo todavía se encuentra sorprendida, ya que esto fue poco inesperado. Pero no ha sido realizable, pues el chavea talento aprendió a tocar “de oído”, es afirmar, sin enterarse percibir notas, sino solo escuchando la cadencia y luego la replicaba, a lo que manifestó:

Fue un proceso dispendioso. Tienes que sentarte allí, pensar y tratar de plasmarlo en el piano, nota por nota. No sabía percibir partituras en aquel entonces. Me sentaba allí, escuchaba durante muchas horas y trataba de resolverlo.

Repartidor toca el piano

Al aprender de su finura, su madre empezó a comprarle discos de Beethoven, donde se encontró con Luz de Escaparate y de inmediato se enamoró de esta estancia, por ser tan rápida e intensa. Igualmente tocaba al piano, cuando era pequeñito, temas de caricaturas, como Scooby-Doo. No, no la de Scooby-Doo PaPa

Durante su infancia tuvo varios maestros y igualmente, sus padres le compraron un teclado, hasta que a los 12 abriles le pudieron regalar un piano; adicionalmente, encontraron un maestra que lo enseñó a descifrar las partituras. Estuvo con ella durante varios abriles, ensayando por horas cada día.

Bryce Dudal

Sin secuestro, al entrar al bachillerato, se apasionó al beisbol, por lo que decidió darle una pausa al piano y así dedicarse de tiempo completo a la escuela y a ese deporte; pero el episodio con la comunidad Varcjhetti parece que le ha despertado de nuevo el sabor por tocar.

Su deseo, dice, es estar delante una audiencia, que escuchen su interpretación, pues es su talento y la mayoría de las veces pasa desapercibido:

Todo lo que ve la clan, es a un pequeño, repartidor de pizza.

Parece que eso va a cambiar a partir de ahora.

loading...