Repartidores filipinos toman fotos al hacer la entrega y los clientes posan de forma épica

0
44

Los problemas con las entregas de paquetes son comunes en el mundo y, por lo regular, se infracción a los repartidores de abrirlos y robar el contenido, así que para que esto no pase, en Filipinas cada vez es más popular que se les tome una foto a los clientes con su paquete acertadamente cerrado, con el fin de evitar posibles reclamos. Sin bloqueo, no contaban con que algunos aprovecharían para adoptar extrañas poses y ser fotografiados. Tienes que verlos.

Cuando el repartidor deja el paquete en manos de su destinatario, costal su teléfono y le pide permiso para sacar una fotografía con el fin de comprobar que todo está en orden. Regularmente, uno aparecería con cara seria o con una leve sonrisa por acaecer recibido lo que había esperando luego tiempo, pero al parecer, en Filipinas esto ha sido motivo suficiente para posar delante la cámara como si se tratara de una moqueta roja.

Este tipo de fotos se están haciendo virales, sobre todo las que Joyceeh Hernandez Epino comparte, que son una especie de “detrás de cámaras” de las que toman los repartidores, haciendo todavía más interesante esta extraña moda que están adoptando en ese país. Obviamente se trata de un momento de diversión, por eso las poses son más proporcionadamente divertidas y como una forma de sarcasmo a las que vemos en comerciales y en Instagram.

Con el espíritu de difundir el coito y la buena onda en una nación desgarrada por la división política, los desastres naturales, la pandemia mundial y una plétora de problemas sociales… Esa es mi intención en el post. Para someter el odio en el mundo y corresponder a nuestros repartidores de primera semirrecta.

-Joyceeh

Los comentarios en redes sociales se han multiplicado, en específico de las personas que quieren intentar alguna pose la próxima vez que reciban un paquete. Aunque para algunos esto sea motivo de vergüenza o poco que nunca se hubieran atrevido a hacer, ahora que otros se han animado, consideran que es un buen momento para quitarse los complejos y prepararse para la próxima vez que llegue el repartidor.