“Retorno Seguro” de Piñera tampoco prendió: nuevo concepto del Gobierno despertó ola de críticas

0
122

En el mundo político y sindical ya hay reacciones por el drástico construcción del concepto del Gobierno de Sebastián Piñera para referirse a la nueva período de combate de la pandemia del coronavirus. Luego de murmurar de “Nueva Normalidad”, este viernes la distribución piñerista dio marcha antes e instaló el concepto de “Retorno Seguro”, un calificativo que ya es usual en los distintos planes implementados por el Ejecutor, como “Estadio Seguro”, “Aula Segura” o “Eclipse Seguro”.

“El plan Retorno Seguro va a permitir transitar hacia una normalidad distinta a la que conocíamos antes de que el coronavirus apareciera en nuestras vidas”, dijo Piñera en una manifiesto desde el Palacio de la Moneda, agregando que dicha medida -gradual, por etapas, flexible y dinámico- investigación “proteger la salud de todos y, por eso, el Plan Retorno Seguro no exigirá el retorno de las personas de alto riesgo, como los adultos mayores, los enfermos crónicos, las mujeres embarazadas y otros casos”.

Pero desde la examen ya han manifestado críticas a esta iniciativa. El diputado Raúl Soto (PPD) señaló al respecto que si aceptablemente valora el cambio de tono, dijo que se trata de poco “meramente cosmético y comunicacional. Hoy día se está dejando detrás el concepto de “Nueva Normalidad” y se está dando paso a un supuesto regreso seguro que no sabemos en qué términos se va a aplicar ni a partir de cuándo”.

El parlamentario indicó que “reiteramos al Gobierno que hay que poner en el centro de las decisiones la salud y la vida de las personas, los aspectos sanitarios y no los meramente económicos”.

El patrón de bancada PPD igualmente señaló que “lo que hay que hacer es que pase el peak de contagiosidad, en los próximos meses, particularmente mayo y recién allí, ver de qué manera se implementa el regreso de los funcionarios públicos, de los niños y también la apertura de los comercios (…) hacer cualquier cosa antes del peak de contagios, antes de que seamos capaces de aplanar la curva y controlar la situación sanitaria de nuestro país, me parece que eso es una irresponsabilidad y debe ser reevaluado”.

Incluso se refirió a este tema el senador del Partido Socialista (PS), Carlos Montes, quien sostuvo que “hay que ser realistas y no sacar cuentas alegres. Todavía estamos en un período en que lo principal es que las personas se cuiden en sus casas”.

Pese a que señaló que es correcto que hay que ir pensando en un plan de retorno, recalcó que adicionalmente de ser “seguro”, tiene que ser “inteligente. No puede ser precipitado, pasando a llevar a todo el mundo”.

Recalcó encima que este plan tiene que ser participativo y que se debe oír a los funcionarios públicos, como la ANEF y el Colegio de Profesores. “No busquemos resultados que no se van a dar, la situación es muy compleja y hay que respetar al resto”, finalizó.

En tanto, el presidente de la Agrupación Doméstico de Empleados Fiscales (ANEF), José Pérez Debelli, mantuvo la posición de la estructura al respecto y subrayó que el Gobierno “debe identificar cuáles son los focos que requiere, hoy día entendemos que están cubiertos, para la atención de chilenos y chilenas”.

“Hoy día tienen que ser mensajes claros, por eso es que era importante los tres puntos que hemos concreto públicamente (…) todo retorno va a ser a posteriori que baje la curva, y cuando eso ocurra, tiene que acontecer todas las medidas sanitarias de higiene y seguridad en relación a la décimo de la Asociación de Funcionarios”, sostuvo.

“Es de una frivolidad indignante”

Los cuestionamientos vinieron incluso de las mismas filas del oficialismo, y por parte de un personero que ha tenido más de un choque con el Ejecutor por el manejo de esta pandemia.

Se trata del corregidor de La Florida, Rodolfo Carter, quien en Radiodifusión Pauta se refirió a la iniciativa del Gobierno como “una cachetada en la cara de la dignidad de la gente”.

“Cuando me hablan de la nueva normalidad o del retorno seguro, lo encuentro de una frivolidad y de un mal gusto que resulta indignante para las personas comunes y corrientes”, manifestó el ex UDI.

La autoridad incluso dijo que “uno no puede defender lo indefendible. Cuando se hacen estos grandes anuncios rimbombantes de que tenemos el mejor sistema de salud del mundo, que somos el mejor país de la OCDE en el combate, que tenemos la más baja letalidad, con una falta de sobriedad imperdonable”.

El respaldo de la UDI

Sin requisa, la medida anunciada durante esta etapa fue aceptablemente recibida por los diputados UDI, Guillermo Ramírez y Jorge Alessandri, quienes coincidieron que el Ejecutor está tomando todas las medidas y resguardos necesarios para enredar este nuevo decorado.

Ramírez indicó que “la crisis económica que estamos empezando a vivir va a traer consecuencias sociales muy importantes, y por eso un Presidente de la República serio no se puede desentender de la materia. Yo aplaudo y apoyaré todas las medidas económicas anunciadas por el Presidente Piñera y también el plan de retorno seguro porque esto va a permitir amortiguar el problema social que se viene con la crisis económica que estamos empezando a vivir”.

En tanto, Alessandri sostuvo que “Chile tiene que empezar a funcionar lentamente, gradualmente, con reglas distintas para cada rubro, para sector, y para el tamaño de cada comercio, pero tenemos que empezar a funcionar de nuevo y este cambio de costumbres, de hábitos, laborales, sociales, médicos, de aseo, de sanitización, nos van a acompañar probablemente por muchos años, teniéndolos en cuenta, pero restableciendo la actividad en nuestra ciudad y en nuestro país de nuevo”.