Revelaciones por «Piñera Papers» impulsan campañas medioambientales para detener proyecto minero Dominga

0
105

Pese a que desde La Moneda emitieron una manifiesto para indicar que el Mandatario «nunca ha participado ni ha tenido información alguna respecto del proceso de cesión», la mensaje de que el Presidente Sebastián Piñera negoció en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas la compraventa del polémico megaproyecto minero Dominga, según reveló una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), hizo eco en el mundo político pero incluso en organizaciones medioambientales que reiteraron su llamado a la invalidación del permiso ambiental que le fue concedido en agosto al cuestionado plan.

El director doméstico de Greenpeace Pimiento, Matías Asún, señaló que la denuncia realizada por los medios LaBot y Ciper Pimiento, en colaboración con el ICIJ, relativas a la compraventa de las acciones de la grupo Piñera en el esquema minero Dominga —propiedad de Andes Iron— «son graves, ya que establecen en un documento contractual y de forma explícita, una condición del suscripción a cambio de la no exposición de zona protegida en la costa en la que se emplazaría el esquema, en 2010».

El líder de la estructura ambientalista sostuvo que los historial presentados «permiten suponer un conflicto de interés evidente, entre el interés colectivo y manifiesto de proteger una zona invaluable y el interés crematístico y casero de la presidencia».

«Hay que rememorar que la testimonio de protección ambiental es una valentía que requiere un rol preponderante de la presidencia, y por lo mismo debe ser investigada en profundidad», apuntó Matías Asún, para quien este nuevo antecedente «viene a confirmar el múltiple y elocuente historial de corrupción que ha rodeado el avance del plan minero Dominga, y agrega nuevos historial para impedir que siga avanzando».

Asún asegura que, a la aplazamiento de los fallos de la Corte Suprema sobre el proceso de evaluación ambiental en curso, y después una reunión del comité de ministros para terminar de revisar el proceso, «este nuevo conflicto de interés que involucraría al Presidente agrega aún más dudas sobre la capacidad existente que existe hoy para avalar un respeto a la reglamento válido en dicha instancia».

«Desde Greenpeace reforzamos nuestro llamado a solicitar formalmente la invalidación del permiso ambiental ilegal e irregular que le fue concedido en agosto a Minera Dominga, al que ya se han sumado a través de la página web noadominga.cl más de 15.000 ciudadanos».

Las reacciones todavía vinieron desde el mundo político. El candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric tuiteó que «Piñera evade impuestos en paraísos fiscales, oculta información y como siempre pone su interés personal por sobre el proporcionadamente popular. Cualquier parecido con sus candidatos no es casualidad. Los cambios que proponemos son justos y necesarios».

«Encima todo esto con un esquema como minera Dominga que destruiría un ecosistema único en el mundo como es el del archipiélago de Humboldt en Punta de Choros. La voracidad y la anhelo contra la sustentabilidad en nuestro planeta. Avanzaremos cerca de un nvo maniquí de avance», agregó el candidato del Frente Amplio y Pimiento Digno.

En tanto la abanderada del Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste sentenció en la misma red social que «la seriedad de lo publicado en Pandora Papers obliga al Presidente a explicar al país y de forma integral si usó o no su cargo para defender sus negocios personales con la Minera».

«Siempre lo supimos, y hoy se confirma: Piñera no protegió el archipiélago de Humboldt al negociar el retiro de barrancones, solo pavimentó el camino a su plan Dominga, al nivel de hacerse cargo de impedir que fuera reserva natural como condición para el cuota», añadió la convencional por el Distrito 5 Jennifer Hendidura.

El constituyente Jorge Baradit incluso reaccionó a la publicación. «Pimiento demanda completa transparencia y protección total a la zona. Piñera con las manos hasta el fondo en minera Dominga. Aprobada por su propio gobierno!!! ¿Qué tiene que acontecer en este país para destituir a una autoridad?», comentó.

«Piñera se enriquece a costa de nuestro medio bullicio. Vendió su décimo en Minera Dominga con el compromiso que el Estado no declararía reserva natural la zona del plan. Firme y claro: #NoADominga ¿Qué dicen Sichel y J.A. Kast del Presidente que eligieron?», agregó Situación Enriquez-Ominami.

Cerca de mencionar que este domingo se lleva a lengua el Festival  «No a Dominga» en el que líderes de opinión y cantantes de la número musical doméstico se congregan «para promover una conciencia ciudadana que comprenda las implicancias ambientales de la aprobación del plan minera Dominga que pretende instalarse en las cercanías del archipiélago de Humboldt».

El evento, realizado por Greenpeace y producido por La Matria, se emitirá a través de un canal de Twitch y investigación dar a conocer la importancia de proteger una zona del país que es el hábitat de especies únicas en nuestra fauna como son los pingüinos, delfines ballenas y chungungos.

La oceanógrafa e investigadora pionera del canto de las ballenas azules en Pimiento, Susannah Buchan, es una de las expertas que estará presente explicando las características de los cetáceos que existen en las aguas del archipiélago de Humboldt. En la música, Anita Tijoux, Camila Oscuro,  Pascuala Ilabaca, Piropo de Rap y Mariel Mariel son algunas de las cantantes que estarán presentes.

Desde la estructura ambientalista Greenpeace señalaron que: «La idea es que este Festival se proyecte como un seña ciudadano para detener la ampliación de más zonas de sacrificio  en Pimiento. La verdad es que no podemos estar todos los abriles parando algún esquema que implique arrasar  con los territorios más prístinos de nuestro país. En medio de esta gigantesca crisis climática y ecológica que estamos viviendo, el primer paso es detener proyectos como Dominga».

El reporte, mojado como «Pandora Papers” (Los papeles de Pandora) pone el foco en las finanzas secretas de más de 300 funcionarios públicos, como ministros, jueces, alcaldes y generales de más de 90 países de todo el mundo. Destacan tres jefes de Estado de Latinoamérica actualmente en el poder: el ecuatoriano Guillermo Lasso, el chileno Sebastián Piñera y el dominicano Luis Abinader.

La información, entregada por The Washington Post, El País, la BBC y The Guardian, asegura que Lasso usó una entidad en Dakota del Sur, que se ha convertido en una especie de paraíso fiscal, para realizar pagos mensuales a sus familiares. Mientras tanto, Piñera tuvo negocios secretos en las Islas Vírgenes Británicas (como la traspaso de la Minera Dominga a su amigo Carlos Alberto Délano), y Abinader posee adyacente a otros familiares una entidad «offshore» en Panamá.