Rojas Vade tendrá que declarar como imputado ante la justicia: fiscal Cooper además ofició al Minsal y la Contraloría

0
47

En calidad de imputado tendrá que prestar proclamación el convencional constituyente por el distrito 13, Rodrigo Rojas Vade (electo en la Inventario del Pueblo) en el ámbito de la investigación que abrió el Empleo Conocido en su contra.

Esta es una de las primeras diligencias ordenadas por el fiscal del Centro de Conciencia, Patricio Cooper, quien tiene en sus manos la investigación.

Asimismo, el persecutor ofició al Minsal para que remita todos los registros y historial del paso del paciente como beneficiario del sistema conocido, informa el medio Alerta Ley.

La indagatoria contra el convencional se abrió a partir de la denuncia criminal interpuesta por la mesa directiva de la Convención que solicitó que investigue lo público por Rojas Vade en su confesión de patrimonio, donde deje de 27 millones de pesos bajo la descripción de «Deuda bancaria corresponde a financiamiento de tratamiento quimioterapéutico contra el cáncer”.

Por eso, adicionalmente, se pide inquirir, como testigos, a la presidenta de la instancia Elisa Loncon y al vicepresidente Jaime Bassa, quienes firmaron la denuncia y asimismo se ofició a la Contraloría para que remita todos los referencias relacionados con la postulación y cargo de Rojas Vade.

En este caso se indaga el delito de perjurio -que contempla una pena que va de los 61 días a los tres abriles de presidio según el Código Penal- considerando que el mismo convencional tuvo que confesar el fin de semana que nunca padeció de cáncer, lo que fue su bandera de lucha como manifestante, primero durante el estallido social en Plaza Italia o Plaza Baquedano, y luego como candidato.

Si proporcionadamente Rojas Vade renunció a su cargo de vicepresidente adjunto,  su futuro en el organismo sigue en el aureola entregado que no existen mecanismos concretos en el organismo para poder removerlo. En la norma flagrante, que es la misma que se aplica a los parlamentarios, hay varias piedras que dificultan poder hacer efectiva la renuncia de un constituyente, porque el Tribunal Constitucional no tiene facultades para clasificar la causal de enfermedad arduo, que es la única puerta por la que podría cesar sus funciones un convencional. Pero adicionalmente no tiene considerado el reemplazo de este cuando se trata de un independiente que llegó sin compañía de partidos políticos.

Por eso es que las mayores apuestas están en que el Congreso Doméstico haga una reforma constitucional corta para modificar dichos puntos, lo que para algunos podría ser un arsenal de doble filo. Otros defienden que sea el pleno del víscera constituyente el que pueda dictar normas complementarias para hacerse cargo de sus particularidades.