Sacan al “pastor” Soto de programa de Villouta en Vía X por pisotear bandera de la diversidad

0
518
loading...

El periodista José Miguel Villouta intentó hacer una entrevista al fanático evangélico Javier Soto, pero la producción del programa “El Interruptor” de Vía X decidió no hacer el programa e invitar amablemente al autodenominado “pastor” a hacer cesión del estudio.

Lo previo, posteriormente que Soto sacara una bandera de la diversificación, conocida todavía como bandera LGBT, para pisotearla y usarla como felpudo. Fue la provocación que terminó por embargar la paciencia del equipo, sobre todo porque Villouta le hizo ver varias veces que no podía seguir la conversación en esas condiciones, considerando su propia condición de trolo.

“Gracias por la paciencia”, le dijo al periodista la jefa de producción a posteriori de pedirle a Soto que se fuera. Y sí que la tuvo, porque su “invitado” desde el primer minuto llegó dispuesto a no seguir su rol, ya que partió con un rezo, dijo que “Dios tiene su propia pauta” y le hablaba a Villouta sobre “tu condición”.

El episodio no pasó  inadvertido para el Movimiento de Integracion y Fuga Invertido (Movilh), que a través de una explicación pública manifestó que “el pisoteo de la bandera en el marco de una entrevista pública constituye un acto deleznable, gravísimo y sin precedentes, que ofende y denigra gratuitamente a las personas en razón de su orientación sexual o identidad de género”.

Agrega que “Javier Soto es un peligro constante para el respeto a la dignidad de las personas, además de ser merecedor de nuestro máximo repudio por su constante violencia, la cual no toleramos”.

Asimismo recordó que “en noviembre del 2015 Javier Soto fue condenado por injuriar, calumniar, ofender y agredir en razón de su orientación sexual a nuestro dirigente Rolando Jiménez.  En la sentencia condenatoria se declaró culpable a Soto de ‘delito de odio’ y ‘discriminación’, además de confirmarse que nunca había sido pastor”.

Finalmente, enfatiza que “para nuestro movimiento, para nuestros activistas (que han sido agredidos y acusados de pedófilos por Soto) y para la causa que representamos resulta violento e incomprensible que un medio de comunicación dé tribuna a un delincuente sancionado por incitación del odio, a sabiendas de que dicho sujeto no moderaría su discurso, pues así lo ha demostrado en cada una de sus acciones. Animamos a Vía X a dar a conocer las razones por las que invitó a Javier Soto, sin siquiera un contrapunto, en el entendido de que el ejercicio pluralista de las comunicaciones y del periodismo trae consigo la responsabilidad social y el respeto a la dignidad de todas y todos”.

loading...