Salida de Mañalich: derecha sale a blindar al exministro y la oposición pide que no se trate solo de un cambio de nombres, sino que de la estrategia para seguir enfrentando la crisis

0
130

Para varios en el oficialismo fue una sorpresa la salida del exministro de Lozanía, Jaime Mañalich, pero lo cierto es que los cuestionamientos y dudas de si su persona seguía siendo la idónea para mantenerse en el cargo desde hace un tiempo a la aniversario se venían haciendo cada vez más frecuentes.

Si acertadamente oficialmente todos se cuadraron para salir a reconocer su papeleo y esfuerzo liderando la pandemia, los varios desaciertos durante la aplicación de la logística, habían puesto en duda la efectividad del mensaje oficial considerando la desaparecido en la credibilidad que arrastraba su persona.

Finalmente, los constantes cambios metodológicos para el conteo de muertes y de contagiados, que más que certezas generaban muchas dudas en los diferentes organismos técnicos, sumado al intento por activo superior la “nueva normalidad”, a la que muchos desde su propio sector le achacan al mal comportamiento que tenido la ciudadanía en cuarentena, terminaron agotando la tendencia de crédito del ex director militar de la Clínica Las Condes.

Agradecido de corazón

“Lamento profundamente la renuncia del ministro Mañalich a su cargo”, dijo el principal de la bancada de diputados RN Sebastián Torrealba, quien agradeció “profundamente y de corazón” las gestiones de Mañalich durante todo este tiempo de pandemia. “Las hizo con un objetivo: salvar vidas”, dijo el parlamentario destacando que Pimiento está en la crisis sanitaria más conspicuo de su historia, por lo que piden al nuevo ministro, Enrique Paris, “que tome el ejemplo de Mañalich y juegue todas sus cartas en favor de salvar las vidas”. “Le deseamos toda la suerte del mundo en su gestión”, cerró el diputado Torrealba.

Cambiando un poco el tono, a través de Twitter, el senador -también de RN- Manuel José Ossandón, manifestó su alegría por la salida de Mañalich. “Que bueno que el Presidente por fin escuchó que se necesitaba un cambio en Salud”, dijo poniendo su fe en el nuevo titular del Minsal Enrique Paris. “Espero que lidere en frenar el avance del Covid-19, sumado a que exista transparencia, se escuche y se tomen las decisiones con los especialistas”, agregó Ossandón, para quien “la ciudadanía necesita confiar en sus autoridades”.

“Desde la UDI estamos profundamente agradecidos del trabajo incansable del ministro Mañalich. Sabemos que fue objeto permanente de ataque y críticas despiadada de la izquierda. Y es importante despejar cualquier duda de que su salida no haya sido el precio para firmar el acuerdo nacional”, añadió la diputada y jefa de la Bancada UDI, María José Hoffmann.

El presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, incluso se hizo parte del agradecimiento a la bordadura del doctor Mañalich, por su “compromiso, entrega y coraje”. Al mismo tiempo, Larraín entregó el respaldo de su partido -y de la colación- al nuevo ministro de Salubridad, Enrique Paris. “Unidad y colaboración es lo que necesitamos para poder enfrentar esta pandemia”, dijo desde su casa.

“No había una estrategia y si hubo una estaba equivocada”

Ya en conocimiento de la publicación de Ciper, que acusó que el Minsal presentaba en Pimiento cifras menores de fallecidos que las que enviaba oficialmente a la OMS, en la examen redactaron una carta transversal que traía consigo las firmas de los presidentes de las diferentes colectividades cruzando desde el  el Frente Amplio y hasta la DC, en ella, se pedía una sola cosa, la salida de Jaime Mañalich.

Una vez al tanto de del tercer cambio de ministerio en menos de dos semanas, desde el liga enemigo le pidieron al gobierno que con la arribada del ex presidente del Colegio Médico, venga incluso un cambio en la logística de fondo con la que se ha enfrentado la pandemia, de esta forma, señalaron esperar que no se tratara solo de un ajuste cosmético.

El vicepresidente del Senado, y miembro de comisión de salubridad, Rabindranath Quinteros, dijo que el cambio era un cambio esperado. “Dijimos que prácticamente no había una estrategia y si hubo una estaba equivocada”, aseguró.

A seso del senador del PS, no se puede tratar de vencer esta pandemia pensando en “la parte economicista”. Y asegura que lo que se debió hacer fue implementar, desde el inicio, “un sueldo básico o de emergencia para que las familias pudieran hacer la cuarentena en sus casas. Y sin la necesidad de ir a trabajar. En este país el 35% de la masa del país depende del día a día”, comentó.

Por su parte el presidente de la Comisión de Lozanía de la Cámara, el diputado Ricardo Celis, criticó que el ministro y las autoridades sanitarias han sido “absolutamente sordas” y no han escuchado a los alcaldes, ni a los grupos expertos, ni a los grupos científicos. “Han tenido una gran displicencia con ellos”, dijo.

Juan Luis Castro, diputado del PS, agregó en el mismo tono que la salida de Mañalich parecía forzoso tras una total “pérdida de credibilidad y un estrepitoso fracaso en los manejos de la pandemia”. Según el parlamentario socialista, esto es muy doloroso para el Presidente Piñera, ya que “se le va su brazo derecho”.

“¿Podrá (Paris) resistir las presiones del Gobierno para intentar que no haya condiciones que permitan ahondar este fracaso? ¿En que situación nos veremos en los prox meses de invierno?”. Se pregunta el diputado Castro, que recomienda contraponer estas dudas ojala “no solitariamente” y haciendo cambiar la itinerario del Presidente Piñera.

Los errores que para la examen cometió Mañalich durante su tiempo en el cargo le podrían costar caro. “Nada lo puede salvar de una “Acusación Constitucional”, dijo más temprano el Diputado del PS Fidel Espinoza, expresidente de la Cámara. A su madurez, la establecimiento de Mañalich “ha sido lo más nefasto que ha tenido Chile en un Ministerio”, recordando que en el primer gobierno de Sebastián Piñera “falseó listas de espera” y ahora “cifras de muertos”, remató el parlamentario con el hashtag #RenunciaMañalich.

“La llegada de Paris servirá de poco si no hay un cambio de la política sanitaria”

Los presidentes de la Democracia Cristiana (DC), el Partido Socialista (PS) y el Partido por la Democracia (PPD) manifestaron su opinión respecto al cambio en el Minsal. Apuntaron a los errores de Mañalich y dieron atisbos de un listado de cancha para la tarea del entrante ministro Enrique Paris.

El Presidente de la DC, Fuad Chahin, fijó postura y dilación que el ajuste ministerial vaya acompañado de “un cambio de estilo” que busque la colaboración más que la polémica. En ese sentido, apuntó incluso a que se necesita mejorar el testeo, la trazabilidad, y el seguimiento de las personas. “Hay que utilizar la atención primaria y los municipios como el gran aliado en el combate de esta pandemia”, señaló.

Álvaro Elizalde, presidente del PS, dijo en la misma fila que la situación de Mañalich se hacía insostenible hace rato delante el “evidente fracaso de la estrategia sanitaria del Gobierno”. “Más aún cuando se ha generado una controversia respecto a las cifras oficiales de contagiados y fallecidos por esta pandemia”, fustigó.

“El ministro Mañalich había perdido la confianza de la ciudadanía, de los asesores, de los expertos, y solo le quedaba la confianza del Presidente de la República que ahora ha perdido debido a los enormes errores y a una política sanitaria errática y fracasada. La llegada de Paris servirá de poco si no hay un cambio de la política sanitaria”, agregó a la discusión el timonel del PPD, Heraldo Muñoz.

“Tenemos la oportunidad de abrir un diálogo”

Claudio Castillo, práctico en Lozanía Pública, asesor del Bandada Mundial y normativo, se refirió al cambio en el ocupación y recalcó que la situación en la que nos encontramos es crítica. “Estamos en medio de la peor catástrofe sanitaria de la Historia de Chile y, en ese sentido, el cambio de ministro puede ser una oportunidad si va a asociado a un cambio en las estrategias para contener la transmisión del virus y apoyar a los equipos de la atención primaria de salud con recursos y facultades para que puedan realizar su trabajo”, señaló el práctico.

“Con este cambio tenemos la oportunidad de abrir un diálogo sin ideas preconcebidas, con propuestas de expertos en el área. Esta es una oportunidad para que haya nuevos aires para un diálogo técnico y político para encontrar una nueva respuesta. Al nuevo ministro le irá bien si está abierto al diálogo y disponible a escuchar a todos y todas y priorizar una estrategia basada en la gestión territorial de la atención primaria de salud”, añadió.

La extitular del Minsal, durante el gobierno de Bachelet, Helia Molina, valoró el ingreso del doctor Enrique Paris a la cartera. Según ella, el profesional “cumple con algunos criterios que podrían dar señales de optimismo. Es mejor comunicador que Mañalich”, aseguró.

“La tarea es compleja y le deseo lo mejor; ha estado cerca de este Gobierno todo el tiempo y conoce con certeza cuáles son los principales aportes y cambios que el gobierno está dispuesto a hacer frente a un cambio de estrategia, transparencia, de proyección, de escuchar y de contactarse de forma más cercana con la gente. Espero que el cambio sea para mejor”, comentó Helia Molina, quien ve el cambio con “optimismo relativo”, ya que la situación es muy arduo.

“Estamos en la parte de la curva ascendente más alta, probablemente llegando en un mes al peak, lo que significa que se tiene que gatillar la incorporación de la atención primaria y muchos recursos económicos, que le permitan a la gente ver garantizados sus derechos humanos al alimento, el techo y el abrigo. Esta es una tarea titánica que requiere una buena gestión, articulación y coordinación, que sume a todos y todas”, concluyó.