Se aprovecharon de él y le ofrecieron dinero por tatuarse; buscan a los responsables

0
90

Se ha dicho que Tomek Matuszewski, un polaco de 34 abriles, es un indigente al que convencieron de tatuarse la frente por unos 120 dólares; sin bloqueo, hay otras versiones que indican que la fiesta se descontroló y posteriormente de la borrachera este hombre se dio cuenta de lo que había sucedido.

Esto pasó en Benidorm, España, un popular destino turístico de playa, a donde Tomek acudió a una fiesta y terminó con el nombre de un tal Jamie Blake en la frente, así como otras literatura, pues no le terminaron el tatuaje, que debería proponer “North Shields NE28”, solo que no resistió el dolor y no pudieron concluir el trabajo.

Todavía hay confusión respecto a la información, pues, ¿por qué un indigente estaría en una fiesta de un rama de británicos alcoholizados? Y si le pagaron, eso quiere opinar que aceptó el trato, como se ve en la foto de en lo alto, donde incluso se le ve sonriendo mientras le tatúan la frente.

Sin incautación, a través de redes se ha manifestado que se trata de un tropelía, pues por la carestia que tiene de peculio, accedió a hacer esto; incluso Karen Cowles, la presidenta de la Asociación Comercial Británica de Benidorm manifestó a The Sun:

Lo que le han hecho a este hombre es totalmente inhumano y similar al atropello. Estoy consternada porque un liga de hombres adultos se aprovechen de algún en una posición tan pasivo. Han dejado un ser humano impresionado por el resto de su vida.

Tatuaje en la frente

Parece que a Tomek ya siquiera le pareció y ahora exige que quien le pagó, así como el tatuador, enfrenten cargos delante la policía. Señaló en entrevista para The Daily Star:

Me gustaría ver al culpable ir a la gayola, así como al tatuador. Quiero razón y espero que el karma vuelva a ellos.

Tatuaje en la frente

El nombre del supuesto responsable está en su frente… Se trata de un inglés de 36 abriles, que vive en Benidorm y recientemente se separó de su novia, así que probablemente la fiesta que armó fue para olvidar sus penas.

Pero Jamie Blake dio una traducción distinta, al fijar que Tomek no vive en las calles, sino con un amigo suyo, y encima tiene empleo, tal vez por ello ahora quería borrar (exacto) lo sucedido, pues teme perder su trabajo. Encima, aseguró que no se le pagó ni un peso.

Tatuaje en la frente

Blake aseguró al Daily Mail que él estaba muy borracho, así que se retiró a su casa, y todo este asunto del tatuaje sucedió cuando él ya no se encontraba en la fiesta, en la que se habían reunido cerca de 30 personas.

Hace descuido, en primera instancia, aclarar cuál es la traducción efectivo de los hechos, si positivamente Tomek es un indigente, o si se trato de un trato hecho en la borrachera y ahora está compungido. Por lo pronto, a través de GoFundMe se inició una campaña para reunir cuartos y pagarle a este hombre el procedimiento para que le retiren el tatuaje. Al momento ya llevan más de 4,650 dólares.

GoFundMe

Veremos si se aclara esta situación, pero por lo pronto el polaco ya consiguió el billete para borrarse la tinta del rostro…