Se burlaban de ella porque era gordita; ahora es modelo y todos deben estar muy arrepentidos

0
458
loading...
loading...

Aquellos que se burlaron y rechazaron a Mathilde Broberg, una chica de Aarhus, Dinamarca, ahora deben estar muy arrepentidos, pues se ha convertido en una chica ¡de cuerpo escultural!

Muchos se ponen propósitos de año nuevo, pero pocos los cumplen. Mathilde lo hizo, y esta es una muestra de los resultados que obtendríamos si igualmente cumpliéramos los nuestros…

De durar a  pesar 120 kilos y ser la clásica “gordita” durante su adolescencia, esta chica se propuso la meta de mudar su cuerpo ¡y vaya que lo logró!

Redujo su peso, sus medidas y adicionalmente se puso a entrenar para tener un cuerpo musculoso, logrando un cambio espectacular… ¡aquellos que la rechazaron para ir al bailete de división se darán topes contra la muro!

Antes y después de Mathilde Broberg

Muchas chicas se dejan vencer y prefieren permanecer en la depresión y soportar los ataques y las burlas, pero Mathilde puso manos a la obra y se deshizo de los kilos que le sobraban.

No solo se trata de una cuestión social o estética, sino de sanidad y de inclinación propio, de poder mostrar la mejor interpretación de uno mismo. A través de Instagram ha ido mostrando su transformación.

Antes y después de Mathilde Broberg

Anteriormente consumía 3,500 calorías, el doble de las recomendadas para una chica de su permanencia (21  abriles), por lo que su Índice de Masa Corporal estaba en 40.6, la categoría más reincorporación en la escalera de obesidad de la Estructura Mundial de la Sanidad.

Obviamente el sacrificio fue mayúsculo, pues tuvo que dejar los chocolates, las papas fritas, la pasta, el pan, los pasteles, y todo aquello que tanto le gustaba, pero que había puesto a su cuerpo al borde del colapso.

Antes y después de Mathilde Broberg

Antes y después de Mathilde Broberg

Durante 4 abriles tuvo que estar luchando con la comida, el control y igualmente algunas operaciones para retirar la piel que iba sobrando y para tonificar su cuerpo.

Pero resistió durante ese tiempo y se fue educando en la guisa de ingerir y de disciplinarse con el examen.

Antes y después de Mathilde Broberg

Antes y después de Mathilde Broberg

Gracias al examen, las huellas de su inicial vida se fueron  borrando, dando paso a una nueva Mathilde, pues incluso las facciones de su rostro cambiaron.

Obviamente esto incluso impactó en su vida social, pues ahora es más segura, y serán muy pocos quienes se atrevan a rechazarla.

Antes y después de Mathilde Broberg

Antes y después de Mathilde Broberg

Un gran ejemplo de superación, sin duda, y de  que, con esfuerzo y disciplina estas transformaciones son posibles.

Antes y después de Mathilde Broberg

Antes y después de Mathilde Broberg

“Un miembro de la grupo se acercó a mí en una fiesta y se presentó, porque no me reconocía ahora que me veo tan diferente.

“Además, de repente me he vuelto interesante para los chicos, he rechazado a mucha gente que me ha pedido que salga con ellos, porque si no se acercaron cuando era tan grande, no me merecen ahora”.

Antes y después de Mathilde Broberg

Antes y después de Mathilde Broberg

De romper las sillas, ahora es toda una ¡rompecorazones!

loading...