Se casan durante un concurso como el de Malcolm para ganarse un carro y perdieron

0
67
loading...

La taquería El Rinconsito de Autlán, en Jalisco, México, hizo un gran festival de comprensión con un concurso llamado “No te le despegues” para que las personas ganaran un carro nuevo de agencia.

Los participantes tenía que poner una mano en el transporte y no despegarla (sí, igual que en un capítulo de Malcolm el de enmedio) y varias personas se inscribieron en la competencia, incluido Santiago Armando Héroe Morales que ya tenía planes de casarse ese mismo día con su prometida María de la Luz Marcial Álvarez.

Esta pareja ya tenía organizada su boda civil, pero cuando se enteraron del concurso trasladaron toda la ceremonia al lado donde se haría la competencia. Santiago se presentó con su traje de novio y puso su mano en el carro para ganarlo.

Su prometida llegó posteriormente y los dos se sentaron en una mesa arreglada yuxtapuesto al coche. Él y su pareja firmaron las actas de su casorio durante esta ingenioso competencia. Ya estaban casados, ahora Santiago debía sujetar más que nadie para hurtar el coche.

Hicieron su enhorabuena y disfrutaron a los mariachis mientras él seguía teniendo la mano en el carro. Incluso el pastel de bodas tenía una figura de un carro en la parte de en lo alto.

Por desgracia, Santiago tuvo que perder la oportunidad de apropiarse el carro. Quitó la mano y se fue a casa con su nueva esposa. Bueno, al menos no lo perdió todo. La competencia “No te le despegues” todavía sigue y solamente quedan dos participantes: Angélica y Ramiro, que están poniendo a prueba su voluntad y su resistor para hurtar el carro.

Los videos y fotos de esta boda tan innovador fueron publicados en la página oficial del restaurante El Rinconsito de Autlán, donde se hicieron virales y todas las personas felicitaron al nuevo desposorio.

Si te vas a casar debes tener admisiblemente definidas tus prioridades, y aunque Santiago hizo todo lo posible por ganarse este coche, disfrutar de su reflejo de miel es más importante. Tal ves no obtuvo la vencimiento del concurso, pero sí triunfó el inclinación ¿verdad?

loading...