Se comió 32 hamburguesas de McDonald’s e impone un nuevo récord mundial

0
106

En otro capítulo de “Récords que no sirven para nada”, te presentamos a Joey Chestnut, un hombre de California que se comió 32 hamburguesas Big Mac de las que venden en McDonald’s.

A sus 36 abriles ahora es el poseedor del récord mundial en esta categoría. Para lograrlo se tomó 38 minutos y 15 segundos, adicionalmente de que se gastó 200 dólares, que fue el costo de todas las hamburguesas.

De acuerdo a Joey, las hamburguesas equivalen a 7 kilos de alimentos y unas 18,016 calorías. La experiencia de este hombre es extraordinario, pues ha roto cerca de 23 récords. Su nombre está en lo más parada de la Major League Eating (Ligas Mayores de Comelones)… Sí, existe una unión y toda la cosa.

Siempre quise hacerlo con Big Mac’s y verdaderamente me esforcé por ver cuántas podía manducar. Presente que era un caprichoso pequeño y vendían dos Big Mac’s por 4 dólares, y mi antecesor y yo comprábamos cuatro de ellas. Yo me comía tres. Esto me regresa a esos momentos cuando era un inmaduro.

Mi antecesor y yo volvíamos al mismo McDonald’s cada vez. Es una manía, cuando paso por ese McDonald’s todavía pienso en ello. Pienso en todas las veces que estuve allí con mi antecesor y es extraña la forma en que la comida te lleva de regreso y te ayuda a rememorar cosas. Con las Big Mac definitivamente rememoración a mi yayo.

—Joey Chestnut

Sudando terminó este impresionante desafío, porque no es cero acomodaticio. Dice que entrena consumiendo calostro, agua y suplementos alimenticios, con lo que hace “más amplio y más rápido” a su estómago, y bueno, parece que le ha resultado.

Tan pronto como el año pasado se llevó el título del concurso Nathan’s Famous, de hotdogs, al comerse cero más y ausencia menos que 71. En 2005 ganó un concurso de ingerir espárragos fritos y otro donde se comió 32.5 sándwiches de pinrel, en la Feria Estatal de Arizona.

En un par de semanas estará participando en El Croquetazo, donde es el poseedor del récord con 185 croquetas Catalina engullidas.

Que su carrera de éxitos continúe, hasta que su estómago se lo permita.