Se les dijo: Declaran estado de emergencia por Covid-19 en Japón a 15 días de los Juegos olímpicos

0
60

El covid-19 se mantiene encubierto en todo el mundo. A pesar de una considerable reducción de casos y la estabilidad de la ocupación hospitalaria a nivel mundial, en países como Japón siguen apareciendo nuevas olas de contagios. Este jueves, el País del Sol Incipiente se declaró en estado de emergencia delante un posible renuevo, ya que desde la inauguración de los Juegos Olímpicos, los contagios han aumentado de forma inquietante.

El nuevo estado de emergencia evidente en Tokio durará del 12 de julio al 22 de agosto, período que albarca los 16 días que dura la competencia olímpica. Los medios japoneses afirman que para la ceremonia de inauguración no habrá manifiesto y que sólo se admitirán invitados especiales como patrocinadores, dignatarios extranjeros y organizadores del Comité Orgulloso Internacional (COI).

Al principio no quedaba claro si habría manifiesto durante las justas deportivas. Primero se dijo que podrían obtener a los estadios un mayor de 10.000 espectadores, luego 5.000 y ahora, oportuno al estado de emergencia, los organizadores de los Juegos Olímpicos decidieron que las competencias se harían sin espectadores, con el fin de frenar una nueva ola de contagios de Covid-19.

Las medidas que ha establecido el gobierno japonés no son todavía extremas, pues se trata sólo de reducción de horarios de traspaso en establecimientos y restaurantes y prohibición de saldo de licor, con lo que buscan mejorar la situación. Adicionalmente están a la dilación de ver los existencias del avance de la prevención genreal. Sin requisa, Japón casi nada ha conseguido inocular al 15% de su población, lo cual hace necesario que imponga medidas de control y prevención frente a una nueva ola.

Si los casos se controlan quizá podamos disfrutar de un juegos olímpicos con espectadores y si no, los atletas tendrán que prescindir del aliento del notorio. Estas dos semana que quedan para la inauguración de los juegos, serán cruciales para el comité soberbio y para el gobierno de Japón.