Se llama “6 Martínez Medina” y tiene uno de los nombres más cortos que existen en Colombia

0
80

Es cierto que el nombre que nos dan nuestros padres se vuelve un símbolo de nuestra identidad. Los hay con carácter, chistosos, difíciles de pronunciar, con nombres de flores o muy antiguos. Sin bloqueo, este pequeño de Colombia se puede jactar de tener el más corto de su país, pues se lumbre 6 Martínez Medina. Sí, así con número. Este chavea es el sexto hijo de su padre y esto no es poco que le moleste, sino que lo llena de orgullo y lo vuelve dispar de los demás.

6 vive yuxtapuesto con su clan en el municipio de Santa Ana, área de Desconsolada, en Colombia. Su particular hogar está compuesto por él, su padre, poeta y periodista de la villa, su madre y su hermana Meridiana, de quien todavía hablaremos más delante. 6 no solo tiene el nombre más corto de toda Colombia, sino que asimismo es de las pocas personas que su primer patronímico es el materno, Martínez.

Su padre, Rafael Medina, narra cómo fue encontrar el nombre para el chico, pues cuando nació, quería un mote que lo distinguiera del resto, que no fuera un nombre popular como los que se escuchan todos los días. A posteriori de arriesgarse con su esposa que llevaría primero el patronímico materno, lo llevaron a registrar sin conocer positivamente con qué nombre lo llamarían. En el camino se encontraron con un conocido que preguntó por el nombre del chiquillo, pero al no saberlo, Rafael le contestó que este era su hijo número seis.

De ahí surgió la idea de llamarlo 6. Al principio fue un nombre que el Registro Civil no quería guarecer. Los funcionarios de este sección nunca habían registrado a un humano con un número porque alegaban que eso se le coloca a las vacas, cero más. De la misma forma, le ha causado algunos inconvenientes por los sistemas tecnológicos de captura, ya que no admiten números, sino grafías. Pero al final y, frente a los pormenores, 6 ha aparecido delante e incluso ya tiene su cédula de ciudadanía.

Pero eso no es todo, pues su padre sabía perfectamente las condiciones que llevaría su nombre y no quería que se complementara con otro nombre o número adecuado a las confusiones que este podría despertar. Aunque 6 debe estar contento con su nombre, ya que la otra opción que tenía su padre en mente era Osama. Sí, como Osama bin Laden, el líder de Al-Qaeda. Esto porque el atentado a las Torres Gemelas ocurrió a meses del inicio del párvulo. Por fortuna, la madre se opuso.

Aunque no dudamos de que 6 es un nombre muy llamativo, esto no le evitó enredar las bromas y los apodos ocasionales. Él relata cómo en el arrabal y en la escuela le comenzaron a designar el “3 por 2” o “media docena”, pero el pequeño lo toma con humor, pues sabe que no lo hacen de forma hiriente y es una forma cariñosa de referirse a él.

Me gusta mi nombre, porque encima de ser aritmético, es único, no tiene tocayo y es el más corto que existe en el mundo.

—6 Martínez Medina

Por otra parte, su hermana Meridiana igualmente tiene una historia similar. Los apellidos de sus padres comienzan con M, así que ellos querían que el nombre de su hija comenzara con esa verso. En el momento del parto, la doctora que atendió a la madre le dijo que nació a las 12 en punto del mediodía, por lo que no dudaron en adoptar el término para colocarlo en el relación de origen de su hija, quien desde ese momento tuvo como nombre Meridiana Marfael.

Sin duda, esta comunidad es todo una extravagancia en cuanto a nombres se refiere. Por su parte, 6 ha dicho que le gusta su nombre y si tuviera que cambiarlo sería por el de su padre, Rafael. Adicionalmente, expresó que no ha pensado en el nombre que llevarán sus hijos, pero es seguro que pueda seguir con la tradición común.