Se tiñó el bigote para hacerlo más obscuro y descubrió que es alérgico al tinte

0
98

Dominic Gibbons, un muchacha de 23 abriles, originario de Gales, en Reino Unido, quiso adoptar un look masculino que lo hiciera notarse entre los demás, por lo que dejó crecer su barba y mostacho para este cometido. Hasta ahí todo admisiblemente, el problema es que la barba y mostacho de Dominic no son exactamente prominentes, por lo que se quiso dar una “ayudadita” usando un tinte, y fue el peor error de su vida.

Nuestro amigo Dom es uno de esos europeos a los que el mostacho les crece color rubio, por lo que se confunde con su piel clara. Con esto en mente, quiso darle un toque más oscuro a su pelo con la ayuda de un tinte para el flequillo.

En teoría fue buena idea pero en la habilidad le salió terriblemente mal. Gibbons ya había tenido una vez una reacción alérgica a un tatuaje de jena; sin bloqueo, pensó que el tinte era una cosa diferente.

Se tiñó el vello dos veces para alcanzar un tono más umbrátil, pero al día sucesivo se dio cuenta en su trabajo que su piel se estaba irritando. En cuestión de días su rostro se hinchó y tuvo que ir al hospital; tenía una reacción alérgica:

Resulta que en verdad soy muy alérgico a cualquier tinte, por suerte no me dolió mucho, fue positivamente incómodo.

Esta historia tiene una parte buena y una mala; la buena es que por fin se enteró de que es alérgico a las pinturas para el pelambrera, y que por fortuna solo se tiñó el pelo y no su mechones. La mala es que tuvo que ir a trabajar y salir de su casa con la boca sumamente hinchada; muchos de sus amigos incluso pensaron que le había picado una abeja, como a los perritos…

perro picadura de abeja

El pollo tuvo que soportar las burlas, pero nos dejó una gran catequesis: si te vas a teñir alguna parte de tu cuerpo primero debes revisar si no eres alérgico a alguna sustancia en el tinte.