Senador Lagos Weber presenta proyecto de aplazamiento para créditos: “Proponemos la postergación inmediata de cuotas de créditos automáticas y generalizadas”

0
129

De guisa pública, y a través de una carta al director publicada en conjunto con el ex Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, este viernes en el diario El Mercurio, el senador PPD, Ricardo Lagos Weber, presentó una propuesta que pretende aliviar los bolsillos de muchas familias chilenas. A raíz de los diversos anuncios efectuados durante los últimos días por diferentes entidades bancarias, sumado a la incertidumbre generada delante la poca claridad de los mecanismos que utilizarán estas entidades para el posterior cobro tras la postergación de sus pagos, el parlamentario indicó como alternativa, una postergación “inmediata y generalizada” de cualquier tipo de crédito comercial o bancario y que se haría efectiva de forma cibernética.

En este sentido, el senador por la región de Valparaíso, señaló que “ante la pandemia del Coronavirus, se han introducido medidas que persiguen el aislamiento social, y esto repercute, entre otros aspectos, en la marcha de la economía, en cuanto no se pueda concurrir a trabajar, las empresas no puedan producir, los ciudadanos no puedan consumir como debería ser, y además, lo que tiene impacto en los ingresos y en el número de personas que han perdido sus empleos”, mencionó.

Al respecto Lagos Weber agregó que “para estos bienes, no me cerca de duda que se seguirán tomando medidas gruesas, robustas y que permitan ir en ayuda de muchas familias chilenas y de los trabajadores informales, y mientras no se adopten esas medidas que sabemos se están trabajando, proponemos al corto plazo y con objeto inmediato, una postergación de cuotas de créditos cibernética y generalizada, por dos meses y de impresión inmediato. Sería parecido a tener un dadivoso domingo de dos meses, para fines de cuota de deudas. Las condiciones deben incluir la tasa de interés del convenio original y pagarse al final del calendario de cuotas respectivas”, indicó.

Según aclaró, “esto significa que las próximas dos cuotas de los créditos de consumo, hipotecarios o comerciales, se puedan poner al final del proceso de cuotas, en las mismas condiciones que la presente, y de guisa cibernética, sin tener que renegociar ausencia, sin revocar impuesto de timbre y timbre, o que le establezcan una nueva tasa, etc. Esto va a ser un acuerdo restrictivo para todos; la Comisión para el Mercado Financiero debe dar las facilidades regulatorias y el Faja Central de Pimiento otorgar la solvencia para que esto se materialice al corto plazo”.