Senadores Harboe, Rincón y Elizalde presentan un téngase presente al TC en la batalla judicial por el fraude de tarjetas de crédito

0
97

“Es francamente impresentable que la banca pretenda no responder cuando hay un fraude de tarjetas y no ha logrado comprobar que el cliente ha realizado algún fraude”, así lo señaló el parlamentario por el PPD, Felipe Harboe, sobre el arbitrio presentado por la ABIF al Tribunal Constitucional (TC), añadiendo que “es bien increíble, si la responsabilidad de la ciberseguridad y de la seguridad de las transacciones principalmente está en los bancos”.

Por su parte, la senadora demócrata cristiana, Ximena Rincón, manifestó que “creo que es fundamental que los bancos entiendan que es impresentable que no quieran responder cuando existen fraude con tarjetas de crédito”. Encima, expresó que “ellos no han sido capaces de demostrar que el responsable ha sido el cliente. Hay que entender que tenemos que cambiar la forma en la que nos relacionamos. Este es un proyecto de ley que se discutió largamente, se escucharon todos los actores, y lo que hoy pretende hacer la banca, la verdad parece impresentable”.

A su vez, el senador socialista, Álvaro Elizalde, declaró que “esperamos que el Tribunal Constitucional falle pensando en las personas y la protección que merecen”. Añadió adicionalmente, que “este proyecto tiene por finalidad proteger a los clientes honestos que son la gran mayoría. Es lamentable que los bancos se opongan a esta normativa, evadiendo su propia responsabilidad en elevar los estándares de seguridad del sistema”.

Finalmente, Harboe manifestó que “si el banco logra aprobar que el cliente actuó con dolo o culpa grave, evidentemente no se le paga un peso, pero no corresponde que los bancos hayan impugnado esto al Tribunal Constitucional”, agregando que “por eso nos hemos hecho parte y hemos presentamos un recurso, para defender a los consumidores de los abusos que se pueden producir cuando la banca no quiere pagar”.