SII pierde en tribunales contra familia Ossandón tras acusarla del “fraude tribuntario más grande de la historia”

0
467
loading...
loading...

El Servicio de Impuestos Internos sufrió un duro revés sumarial el viernes postrer posteriormente que el Cuarto Curia de Aval de Santiago rechazara el viernes postrer la realización de un litigio verbal en contra de la grupo Ossandón, a la que acusaba de poseer realizado “el mayor fraude tributario de la historia”.

De este modo, el organismo encabezado por Fernando Barraza vio frustrado su empeño por conseguir una punición procesal contra el clan, por lo que ahora tendrá que conformarse con realizar diligencias en los tribunales aduaneros y tributarios.

Según informó el diario La Tercera, el caso se inició hace poco menos de tres abriles, cuando el SII se querelló contra el casamiento conformado por María Soledad Larraín Troncoso y Gabriel Ossandón Valdés, y igualmente contra los hijos de entreambos María Teresa y Gabriel Ossandón Larraín, por  supuestamente deber defraudado al fisco en más de 198 mil millones de pesos (casi 312 millones de dólares, al cambio de hoy), a través de sucesivas restructuraciones societarias, que los imputados justificaban como maniobras para el resguardo de su “patrimonio familiar”.

Dicho patrimonio proviene de un sabroso negocio inmobiliario con los terrenos que conforman actualmente el sector de La Dehesa, y otros del rubro forestal y comercial.

Aunque Impuestos Internos tenía el convencimiento que se trataba de una serie de sociedades cuyo fin no era otro que el de “evadir impuestos”, el Servicio Conocido había estimado en julio pasado que los historial sobre la mesa no eran suficientes para el inicio de un inteligencia hablado. Pese a ello, el SII insistió en forzarlo, bajo el convencimiento de que contaba con pruebas sólidas, las que esgrimió frente a el enjuiciador del tribunal, Juan Opazo.

El superior de la oficina de litigación penal del SII, Menor Ríos, detalló al temprano que se pusieron a disposición del magistrado los referencias que dan cuenta de que el perjuicio fiscal supuestamente cometido por la clan “supera 27 veces los perjuicios fiscales que se debaten en los casos Penta y SQM juntos”.

Sin bloqueo, el sentenciador Opazo determinó que no se podía comprobar la existencia de un delito, al tiempo que puso en tela de causa la poca celeridad del SII para presentar la querella, señalando que “si tenían los antecedentes el 2012, no se entiende por qué se querellan en diciembre de 2014”, aludiendo al hecho que se interpuso tan solo una semana antaño que el caso prescribiera.

Al mismo tiempo señaló que, si hubiera transmitido luz verde al prudencia verbal, los delitos igualmente quedarían prescritos.

Y en el tema de fondo rechazó  los argumentos relativos a que la grupo Ossandón persiguiera eludir impuestos de primera categoría con su reestructuración societaria que incluyó sociedades domiciliadas en Panamá, ya que “la legislación chilena no sanciona la planificación para cometer delitos, sino los ejecutados”, por lo que “”no cerca de privilegiar el interés del Estado por sobre un particular”.

Finalmente, los abogados que defendieron a la clan, Matías Insunza y Julián López, afirmaron, tras el parecer que desestimó la querella de Impuestos Internos, “ que no existe fundamento suficiente como para que el SII pueda llevar esta causa a juicio oral, es decir, para que pueda sustituirse al Ministerio Público en la presentación de la acusación. Lo que es muy relevante es que no sólo dice que no existen antecedentes suficientes para fundar los hechos de la querella presentada por el servicio, sino que tal como están descritos, esos hechos no son constitutivos de delito”.

loading...