Sin pudor: tras negar renuncia al Gobierno de Piñera, Marcela Cubillos deja el cargo en Educación para sumarse al Rechazo

0
116

“Cuando el río suena, piedras trae” reza el dicho y eso fue lo que sucedió este viernes en La Moneda, cuando se concretó la renuncia de la ministra de Educación Marcela Cubillos de la cartera. En su reemplazo asumirá el hasta hoy subsecretario Raúl Figueroa.

Cubillos decidió dar un paso al costado para admitir un rol protagónico en la campaña por el Rechazo, alternativa que ha liderado en el interior de Pimiento Vamos incluso su pareja, el senador RN Andrés Allamand.

Sin confirmar esta traducción, Cubillos solo señaló que  “Pimiento enfrenta en estos momentos definiciones fundamentales y yo tengo la osadía de aceptar nuevos desafíos y ser parte activa en los debates que vienen, que van a afectar nuestro futuro y el de nuestros hijos”.

La trastienda de la salida de Marcela Cubillos del Mineduc fue adelantada en la nota publicada este jueves por El Mostrador, donde se reveló que habría comunicado a Piñera su intención de dejar Educación para abocarse en plenitud a la defensa de la Constitución del 80, pese a que el Superior de Estado era partidario de mantenerla en el Ejecutor. Sin incautación, en su equipo en el Mineduc, se sabía que la ministra a posteriori de sus reposo no volvería a la cartera para abocarse a nuevos desafíos.

Si aceptablemente la ministra dijo a El Mostrador que no había renunciado, finalmente en una ceremonia express en La Moneda, se procedió este viernes al sorpresivo ajuste ministerial. En la oportunidad, el Presidente Sebastián Piñera agradeció el trabajo de la ahora exministra Cubillos, tanto en su período a cargo de Medio Entorno y posteriormente en Educación, y destacó que “entregó lo mejor de sí misma” durante su diligencia.

El reemplazante

Aunque en notorio el Mandatario valoró al reemplazante, el exsubsecretario Raúl Figueroa, y destacó el hecho de que “conoce este ministerio como la palma de su mano”, lo cierto es que su nominación causa cierto ruido en el oficialismo. Incluso, en La Moneda se comenta que Piñera no estaba convencido de elegirlo, porque no es de su sector “y se manda solo”, revelan fuentes de Palacio.

Con todo, Figueroa es considerado como la mejor carta de la derecha a nivel educativo, y en el fondo es quien ha manejado los asuntos de la cartera desde la salida de Gerardo Varela.

El problema que tiene Figueroa es que políticamente no está en formación con ningún partido del monolito oficialista, y en la interna ha tenido algunos episodios de desemejanza con la hilera ministerial, al mostrarse contrario a políticas emblemáticas de la era Cubillos en el Mineduc, como lo fue Clase Segura.