SMA por irregularidades cometidas por la salmonera Nova Austral: «Estamos en presencia de un infractor serial»

0
80

El caso de las irregularidades de la salmonera de capitales noruegos Nova Austral está allá de terminar. Este jueves se supo que la Superintendencia del Medio Animación (SMA) sancionó a la empresa con 5 cinco cargos, uno de los cuales fue calificado como gravísimo por 1.013 Unidades Tributarias Anuales (UTA) y cuatro Leves por un total de 928.2 UTA.

Los incumplimientos que se sancionaron dicen relación con el ocultamiento de información evitando que la SMA ejerciera sus atribuciones fiscalizadoras; “inadecuado manejo de mortalidad y de residuos sólidos”, incumplimiento de medidas preventivas en su Plan de Contingencias, encima de un pretil de plataforma de ensilaje que presentaba daños estructurales.

Hace dos abriles, el diario El Mostrador reveló el efectuar irregular de Nova Austral. Dichas malas prácticas comprendían la manipulación de estadísticas de mortalidad de los salmones para ocultar las verdaderas cifras a Sernapesca –la entidad fiscalizadora–, a fin de evitar multas y ver disminuir las utilidades conveniente a las sanciones y al descrédito.

A esto, se suma el «daño inminente» para el medioambiente y la salubridad de las personas, tras adulterar con maquinaria pesada el fondo marino –prácticamente muerto– para esconder la condición anaeróbica del mismo y, así, engañar a la autoridad para retornar a sembrar salmones en espacios marinos biológicamente deteriorados.

Este jueves, un reportaje de investigación de Documentación Peculiar dio cuenta de dicha malas prácticas que reveló en su momento El Mostrador. Nova Austral opera en la región de Magallanes y la Antártica Chilena, al interior del Parque Doméstico Alberto de Agostini, donde cultivan industrialmente estos cardúmenes, pese a ser una ámbito protegida.

En la mencionada investigación, el equipo pudo ser parte de la fiscalización que realizó uno de los tres fiscalizadores de la Superintendencia de la SMA en la región. Una de las irregularidades que se detectó durante este proceso, fue que varias naves apostadas en el atracadero tres puentes en Punta Arenas transportan entre 50 y 200 toneladas de arena al centro de engorda Aracena 14, precisamente donde Nova Austral adulteró el fondo marino.

«Estamos en presencia de un infractor serial», dijo al respecto el superintendente de Medio Concurrencia sobre la empresa de capitales noruegos. «Esta empresa adulteró cifras a lo desprendido de toda la esclavitud de valencia, incluyendo desde la siembra hasta la cosecha», agregó.

Asimismo, el fiscal de la Superintendencia del Medio Círculo, Andy Morrison sostuvo que «están arriesgando una multa de aproximadamente de 3 mil millones de pesos, la clausura del plan o la revocación de su permiso ambiental para seguir operando».

«La situación es gravísima, este tipo de situaciones no se pueden dar, menos en un parque doméstico», asegura Morrison respecto a los hallazgos en el centro de engorda Aracena 14.

El primer reportaje de El Mostrador reveló que Aracena 14 terminó su final ciclo productivo en noviembre de 2018, tras lo cual no pudo efectuar una nueva siembra de peces, oportuno a que la INFA de abril de 2019 arrojó como resultado condición anaeróbica.

«Es intolerable»

Desde el Consejo de Defensa del Estado (CDE) asimismo se han hecho parte de las irregularidades de Nova Austral. Su presidente, Juan Antonio Peribonio señaló que «estamos en presencia de una empresa que adyacente con querer engañar a las autoridades obtiene de parte del Estado una subvención que le permite funcionar. Es intolerable».

Peribonio destacó que «hemos actuado activamente y con protagonismo con el propósito de elevar el normalizado de protección y reparación que las empresas deben hacer cuando ocasionan un daño significativo al medio circunstancia».

La defensa de Nova Austral 

Desde Nova Austral señalaron en su Reporte de Sostenibilidad 2020 que «nuestros esfuerzos como compañía incluso se enfocaron en darle continuidad a la operación productiva, con una bordado capaz de altos estándares éticos y de cumplimiento, para entregar un producto de excelencia en mercados que sabemos que son cada vez más exigentes».

De esta forma, señalan que «cultivar salmón en las aguas más prístinas del planeta supone una importante responsabilidad que tomamos con mucho respeto, comprometiéndonos con el avance de una actividad salmonicultora sostenible basada en acciones concretas que mitiguen impactos ambientales, favorezcan una decano inocuidad de nuestros procesos en el entorno y contribuyan a entregar herramientas y medios para construir una mejor sociedad».