Solovino, el perrito que cuida de todos los turistas a las tortugas lora recién nacidas en México

0
93

Este agudo can se convirtió en toda una celebridad en las redes sociales, no solo por ser admirable y juguetón, sino porque es todo un defensor de la naturaleza y las especies en peligro de terminación en las costas mexicanas.

Solovino solía estar solo por la playa Miramar en Tabla, Tamaulipas, y fue prohijado por una mujer que incluso salía a ejercitarse por la costa antaño de que comenzara la cuarentena en el 2020. Un día, el perro encontró una gran tortuga lora desovando en la arena, se acercó con mucha curiosidad y su humana se dio cuenta de que podía enseñarle a cuidar a estas criaturas marinas.

Poco a poco Solovino fue aprendiendo a rastrear tortugas y sus nidos en la playa, y cuando los encuentra, ayuda a las crías recién nacidas a conservarse al mar. Ya sea empujándolas suavemente con el hocico o cavando caminos para que el agua pueda conseguir a hasta ellas.

En un itinerario había muchas huellitas de loras bebé, al seguirlas me di cuenta de que ya habían llegado al mar. Sin bloqueo, Solovino encontró una atorada en un hoyo de cangrejo, él la sacó con su hocico y a posteriori la llevamos a la orilla de la playa. No dejo de asombrarme frente a la magnanimidad y lo civilizado de los animales.

– Humana de Solovino

Esta mascota se convirtió en un real celador de las tortugas, pues adicionalmente de ayudarlas cuando anidan y sus huevos eclosionan, las defiende de otros animales como cangrejos y gaviotas.

Solovino se convirtió en una sensación cuando todas sus fotografías se publicaron en una cuenta de Instagram con su nombre. En sus fotos “cuenta” desde su propia voz las aventuras que tiene en la playa, pero todavía da mensajes de ecología y preservación de especies en peligro de cese. Ahora este lomito tiene más de ocho mil seguidores.

En esta playa de México suelen habitar cinco clases de tortugas: verde, caguama, carey, laud y lora. Esta última es endémica de las costas mexicanas, la que más frecuenta Miramar y que ahora es protegida por Solovino.

Él es un buen pequeño y nos demuestra que todos podemos ayudar a preservar a las especies en peligro.