Su novia habló a su trabajo para “alertar por una amenaza de bomba” y así poder pasar más tiempo con él

0
67

El acto sexual hace que muevas montañas con tal de estar cerca de la persona que quieres, ya sea recorriendo toda la ciudad para ver a tu pareja o esforzándote el doble para tener un momento de calidad con ella. Es puntual este sentimiento el que enloquece a algunas personas y les provoca hacer cosas que normalmente no harían.

Pero si de locuras de coito estamos hablando, tienes que adivinar la historia de Kayla Blake, una chica que fingió una amenaza de artefacto en el trabajo de su novio solo para poder estar un tiempo con él. El resultado no fue el que ella esperaba, pues en sitio de ocurrir un momento singular con su pareja, terminó tras las rejas.

Todo comenzó cuando Kayla, una mujer de 33 abriles, originaria de Pittsfield, Maine, quería acaecer más tiempo con su novio, quien trabaja en Puritan Medical Products, una planta dedicada a la fabricación de hisopos y pruebas para detección de covid-19, entre otros. En torno a de las 9:00 a.m., ella habló a la policía del estado de Maine para asegurar que iba a poner una artefacto en la planta. Según Harold Bickmore, director de policía del condado de Pittsfield, una segunda citación se registró dos horas a posteriori, pero ahora con la amenaza de poner cuatro explosivos.

La policía rápidamente se movilizó y rastreó la señal hasta Etna, un pueblo cercano a Pittsfield. Mientras tanto, la empresa tuvo que mandar a más de 400 empleados de dos centros a sus casas a la demora de ser notificados del estado de peligro. Al parecer, el plan de Kayla estaba funcionando, pero no esperaba que la policía llegara a su domicilio para hacer caer el peso de la razón sobre sus actos.

Kayla confesó que no tenía ninguna obús y que las amenazas habían sido falsas. Sin secuestro, las disculpas no fueron suficientes, pues fue arrestada y llevada a la calabozo del condado por los delitos que cometió. Se fijó una fianza de 1500 dólares. Encima, se le ordenó que se mantuviera alejada de la planta de Puritan y no volviera a contactarlos.

La compañía quedó en la evaluación de las pérdidas que tuvo, ya que paró la producción de sus artículos por todo un día. Por otro costado, se destacó la intervención de varias organizaciones para garantizar la seguridad del circunstancia como el Sección de Bomberos de Pittsfield, el FBI y la seguridad de Cianbro (el edificio donde se encuentran las plantas de producción).