Su novia no lo dejó ir al Mundial con sus amigos; no le hizo caso y ya llegó a Rusia

0
94

Todo empezó como una charla entre amigos, y de pronto el momento llegó: comprar un autobús, acondicionarlo y desplazarse en él desde Durango, México, hasta Rusia, para apoyar a la selección mexicana en la Copa del Mundo.

Fernando, Daniel, Mathieu, otro Daniel y Javier pusieron manos a la obra, y lograron una creación impresionante: La Suerte…

Pero cuando llegó la hora de partir a esta aventura, al buen Javi, como ya es conocido en varias partes del mundo, su mujer no lo dejó…

Pero sus amigos, esos valientes y fieles compañeros decidieron llevarlo de todos modos… o poco así…

Javi en Rusia

Javi en Rusia

Y pronto, Javi se volvió una celebridad:

Javi en Rusia

Javi en RT

Y a pesar de que estaba en todos lados, parecía que Javi estaba un poco “acartonado”, sin sonrisa… hasta que decidió liberarse del vil vergajo de su mujer, y como lo había dicho, finalmente se dio “una escapadita” hasta Rusia, quizá porque vio que sus amigos se estaban codeando con las estrellas, como Molotov:

Molotov en La Bendición

O por la presión de miles de usuarios de redes sociales para que le dieran permiso de estar en esta aventura…

Comentarios de Facebook

Aunque se rumora que la verdadera razón es que lo único que quería era estar cerca de Maluma bebé, como sus amigos…

Con Maluma en rusia

Así que, finalmente ¡Javi llegó a Rusia! ¡Y de qué forma!

Javi como la Chilindrina

Vestido como la Chilindrina, como todo un recio libertino, Javier por fin se unió a sus amigos para cumplir con ese sueño de proceder una intensa aventura, y todavía reunirse con el Javi de cartón:

Javi en La Bendición

Aunque siquiera se ve muy sonriente que digamos… tal vez teme que su novia se aparezca por aquellas tierras y lo haga regresar, o el castigo que va a tomar al retornar…

Javi en el estadio

Ha estado disfrutando del futbol, del gran animación de Rusia, de una experiencia que seguramente recordará por el resto de su vida, y esto, señores, por fin ha acabado…

Amigos en el bar

¡Que Javi sonría!