Sube la tensión entre el gobernador Díaz y La Moneda por el atentado en Tirúa: coordinador de la macrozona sur en Biobío insiste en la tesis del narcotráfico

0
48

El Gobierno insistió este viernes en la conclusión del narcotráfico para explicar el atentado incendiario de ayer en Tirúa, que dejó un saldo de dos personas fallecidas, una de ellas último de existencia. El episodio encima ha desatado un duro conflicto entre el Ejecutor y el director regional, Rodrigo Díaz Wörner, quien ha afilado directamente al ministro del Interior por el manejo de la situación.

Entrevistado en El Mostrador en La Esencia, el coordinador de la macrozona sur en la región de Biobío, Roberto Coloma dijo que lo que está ocurriendo en la región del Biobío «no escapa a la situación en universal que representa el narcotráfico en el resto del país».

Y lo sucedido puntualmente en Tirúa, es “un incidente proporcionado confuso. Todo parece apuntar a que no se trata de un hecho del conflicto instalado en la macrozona sur, sino de un ajuste de cuentas relacionado al narcotráfico».

Coloma explicó que hay tres ejes de su cultivo que considera «fundamentales». El primero tiene que ver con mejorar la coordinación en las policías. El segundo, mejorar la persecución penal. El tercero, encauzar de mejor forma los bienes destinados a reparar los daños sufridos por las familias adecuado a estos hechos de violencia.

Respecto al postrero punto -reparación a las víctimas de hechos de violencia- descartó que exista un conflicto con la figura de representante regional de Biobío, cargo que ocupa Rodrigo Díaz Wörner. «Las funciones del Ejecutor representado en cada región por el delegado presidencial, y las funciones del jefe regional, están claramente delimitadas en la ley, de forma que conflicto más allá de lo que es el examen político, no debería existir».

En esa recta, aseguró que «el director regional preside el Gobierno Regional, y su función principal es ordenar el Fondo Doméstico de Incremento Regional, que son fortuna que se administran en los gobiernos regionales y se asignan a distintos proyectos de inversión regional, fundamentalmente postulan a esos fondos las municipalidades para hacer mejoramientos de pavimentación, y algún otro plan de ese tipo. Esa es la función principal del dirigente regional, no tiene facultades en lo que tiene que ver con control de orden sabido o seguridad».

Y en relación al delegado presidencial, dijo que la función del coordinador es «ponernos a disposición» de esta autoridad.

  • Revise la entrevista al coordinador en El Mostrador en La Esencia acá:

Representante insiste contra ministro del Interior

Sin incautación, el regidor Rodrigo Díaz Wörner volvió a despellejar hoy directamente a la figura del ministro del Interior Rodrigo Delgado, y en conversación con Radiodifusión ADN dijo que «hemos tenido un desborde de la violencia de tal magnitud que podemos sostener que no hay Estado de Derecho en la zona sur de la provincia de Arauco».

«Lo que yo noto es desaparición de preocupación. En este Gobierno, cuando había problemas, Víctor Pérez se constituía. En el Gobierno preliminar, cuando había problemas, Jorge Burgos viajaba a la zona, respaldaba a los actores. Yo ahora noto un ministro del Interior carente», afirmó la autoridad.

«El problema de violencia lo tenemos desde el sur de la Región del Biobío, y llega hasta el norte de la Región de Los Lagos. Son cuatro regiones, no solo una, y ese es uno de los grandes problemas que hemos tenido con la articulación política de Santiago», criticó el jefe.

Subsecretario Galli asegura

El subsecretario del Interior Juan Francisco Galli calificó los dichos del gobernante como «destemplados» y señaló que «el administrador se anticipó un poco en salir muy destempladamente a dar declaraciones, entiendo que quiera tener presencia en los medios de comunicación social, pero lo hace en cojín a información de la que carecía y lo vincula con lo que ocurre en la macrozona sur (…)  Lo vincula directamente con el ministro del Interior y me sorprenden mucho sus declaraciones, impresionan estas declaraciones destempladas del representante cuando él conoce esta materia de cerca».

Agregó que Díaz «fue intendente regional del Biobío y cuando él fue intendente regional no lo vimos ni renunciar ni pedir la renuncia del ministro del Interior que era su director cuando ocurrían este tipo de hechos, precisamente bajo su dependencia y responsabilidad, entonces ahí yo sería mucho más prudente en las declaraciones destempladas y lo que haría sería seguir trabajando».

«Hay poco que no podemos evitar, hay personas que residen en ese región que están vinculadas con el narcotráfico, eso falta tiene que ver con las demandas de las comunidades, yo no vincularía de ninguna guisa una cosa con la otra, no podemos evitar que los temas coincidan porque algunos de los temas que tenemos es que personas que tienen actividades ilícitas se han cobijado en esta causa para cometer actividades ilícitas, y eso es lo que tenemos que evitar, el Estado de Pimiento tiene responsabilidad con aquellos ciudadanos del país que viven con violencia al interior de sus territorios», cerró.