Superintendente de Valores: en 2010 se cambió fideicomiso de Piñera

0
492
loading...
loading...

Hasta la denominada comisión investigadora “Bancard” de la Cámara de Diputados llegó este miércoles el Superintendente de Títulos y Seguros (SVS), Carlos Pavez, acompañado del fiscal de Títulos, José Antonio Gaspar.

Los dos habían sido invitados en medio de las indagaciones por el negocio que Bancard, family office de Sebastián Piñera, realizó con la pesquera peruana Exalmar: desde 2010, la sociedad chilena compró acciones de la firma limeña, todo mientras Piñera era Presidente de la República y se desarrollaba, en paralelo, el sensatez oceánico entre Perú y Pimiento en la corte de La Haya.

La intervención de Pavez, quien reconoció tener trabajado en Bancard entre 1988 y 1989, antiguamente de conseguir a la SVS, no estuvo exenta de polémica.

En el curso de la comisión, el superintendente fue consultado por diputados oficialistas por el funcionamiento de los fideicomisos ciegos. Esto, considerando que Piñera se acogió a dicha figura en 2009, durante la campaña presidencial que lo llevaría a La Moneda al año subsiguiente. Y a pesar de que el negocio de Bancard y Exalmar no está relacionado con las firmas que fueron incluidas en dicho mandato.

Delante la consulta, Pavez señaló que según las “reglas esenciales”, el “intermediario que está a cargo como mandatario de ese cartera de inversiones y que puede tomar decisiones de inversión, bajo esa figura, tiene que reportarle (al mandante) y el mandante tiene derecho a memorizar en detalle cuáles han sido todas las operaciones que se han realizado“, lo cual “puede contemplar tanto inversiones en títulos de ofrecimiento pública chilenos como en el extranjero“. 

La frase abrió la puerta para que desde la Nueva Mayoría la diputada PS Daniella Cicardini acusara un “fideicomiso tuerto” por parte de Piñera. 

En este contexto, el diputado RN Nicolás Monckeberg –uno de los parlamentarios más cercanos a Piñera- pidió a Pavez aclarar su intervención.

Monckeberg consultó a Pavez si había incurrido en una “confusión”. Esto, amparándose en el texto del fideicomiso ciego que suscribió en 2009 Piñera. Según el parlamentario RN, el documento señala que “el mandante ha decidido otorgar un mandato amplio, discrecional, al administador, con la finalidad de que éste administre autónomamente una cartera de inversiones sin aceptar instrucciones de ninguna clase del mandante (…) y sin entregar a éste ninguna información del destino de las inversiones”.

La respuesta de Pavez no se hizo esperar. El superintendente señaló que no había caído en “ninguna confusión”.

“En su oportunidad, la Superintendencia tuvo que ver con aquello“, dijo refiriéndose al fideicomiso suscrito por Piñera.

“Una vez que tuvimos conocimiento por los medios de comunicación o por consultas que se nos presentaron, de que se habían constituido estos mandatos con estas característricas, utilizando la figura de la agencia de carteras -que está regulada en la circular 1862- y por disponer tanto la ley como la circular esta obligación de información con destino a el mandante, es que pedimos información a las entidades que habían participado, fiscalizadas por la Superintendencia”.

En ese sentido, Pavez indicó que se hizo ver directamente que “esa era una claúsula que estaba alejada de las disposiciones regulatorias, por lo tanto, no tenía ningún valencia desde ese punto de apariencia”.

A renglón seguido, agregó que “lo que se hizo fue utilizar un mecanismo que iba en contra de una disposición particular, que fue la que estamos mencionando y, luego, generó un oficio y una observación por parte de la Superintendencia para que se adecuara a la regulación que estaba actual (…) y se adecuó“.

Una vez finalizada la sesión, premeditadamente de las palabras del superintendente, el presidente de la comisión investigadora, el diputado Fuad Chahín (DC) dijo que “el fideicomiso ciego no era ni ciego ni tuerto sino que gozaba de total visión porque a (Piñera) no sólo le permitía conocer de todas sus inversiones, sino que encima obligaba los intermediarios a entregárselas”.

A su turno, igualmente tras la sesión, Pavez indicó que “otra cosa es si la persona, el mandante, ejerce esa facultad o no. Si el mandante (…) pide o no pide información, es un tema que está fuera del ámbito de regulación de la superintendencia”.

En el curso de la investigación, Pavez igualmente señaló que, al tratarse Bancard de una sociedad anónima cerrada “no está registrada” y  “por lo tanto no tenemos ningún tipo de información de Bancard y de ninguna entidad del grupo Bancard (…) No está obligada a entregar ningún tipo de información”. 

Descarta infracción a ley de mercado de títulos 

Durante su exposición, Pavez todavía fue consultado por el posible uso de información privilegiada en la operación de Bancard con Exalmar.

Al respecto, el superintendente precisó que la “operación” que se indaga “está fuera del ámbito de regulación y de supervisión de la Superintendencia, por cuanto tuvo oficio fuera del departamento doméstico y tiene que ver con una energía emitida por un emisor constituido fuera de Pimiento, luego, no está sujeto a las regulaciones de la ley de traumatizado de títulos”.

Sin secuestro, precisó que al tratarse de “operaciones con títulos que no son de ofrecimiento pública, no son emitidos por una entidad que esté registrada en Pimiento, que esté operando en Pimiento, luego no se puede dar el caso de información privilegiada de la Ley de Mercado de Títulos”.

Según Pavez, “se podrá dar una firgura distinta que está fuera del ámbito de competencia de la Superintendencia, pero uso de información privilegiada de la Ley de Mercado de Títulos no puede ser, porque no estamos hablando de un valencia de proposición pública emitido por una entidad sujeta a la Ley de Mercado de Títulos”.

La semana pasada, en la misma comisión, el dirigente de Impuestos Internos, Fernando Barraza, descartó cualquier irregularidad tributaria en el negocio con Exalmar, poco que fue destacado por Pimiento Vamos y el entorno de Piñera.

Fuente:T13.cl

loading...