Suspenden a un basquetbolista por dar positivo… ¡En una prueba de embarazo!

0
122
loading...

Las pruebas que le hicieron a D. J. Cooper eran para detectar narcóticos en su cuerpo, pero lo que hallaron fue que el componente estaba… ¿embarazado?

Cooper estudió en la Universidad de Ohio y quería dedicarse a aventurar baloncesto. Sin confiscación, no fue incluido en el Draft 2013 de la NBA; por eso emigró a Europa y allá se convirtió en el componente cojín del equipo AS Mónaco Básket en la lig francesa. Ya no le hemos trillado en batalla porque en el 2018 fue suspendido por una razón muy embarazosa, fielmente.

Hace un año, D. J. anunció que se retiraría un tiempo de las canchas y dijo a los medios que tenía algunos “problemas familiares” que necesitaba resolver. Nadie dudó de su palabra, pero hasta hace poco se descubrió el motivo vivo por el que no ha jugado desde entonces.

Como a todos los deportistas profesionales, a Cooper le hicieron pruebas antidoping y en los resultados se vio que el tahúr estaba “limpio” de cualquier sustancia prohibida por la Asociación Internacional de Baloncesto (FIBA).

Lo extraño fue que dio positivo a una sustancia llamamiento gonadotropina coriónica humana, o gHC, una hormona producida durante el inconveniente. ¿WTF?

Cuando le preguntaron al ludópata por qué estaba “embarazado”, él confesó que había usado orina de una mujer para el antidoping, sin enterarse que ella estaba esperando un bebé. La sorpresa fue igualmente para Cooper, pues se rumora que la dama en cuestión es su pareja.

La FIBA suspendió a este basquetbolista desde el 2018 y él podrá retornar a las canchas hasta el mes de junio del 2020.

Si los rumores son ciertos, quizá no fue la mejor forma de enterarse del apocamiento, pero al menos Cooper tendrá tiempo suficiente para disfrutar los primeros abriles de su bebé y la emoción se ve en su rostro.

loading...