“Termómetro Social” en pandemia: 75,3% opina que la reacción de la autoridad ha sido insuficiente

0
86

Descuido de confianza en el Gobierno y una reacción insuficiente de las autoridades son dos de los datos que arrojó la investigación “Termómetro Social” en pandemia que realizó la Universidad de Pimiento a través de su Centro de Microdatos, el Núcleo Milenio en Explicación Social (DESOC) y el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

De acuerdo con el tienta, trabajador entre el 30 de mayo y el 10 de junio, 75,3% opina que la reacción de la autoridad ha sido insuficiente en contraposición, el 19,6% las cataloga como adecuadas y un 3,2% cree que son exageradas.

A la hora de evaluar a distintos actores, el penetración arrojó que la confianza en los trabajadores de la sanidad llega a 95,6%, seguidos por el Colegio Médico (72,5%); las FF.AA. y Carabineros anejo a los alcaldes bordean el 50%.

En cambio, la confianza en el Presidente de la República y el ministro de Vigor (Jaime Mañalich, al momento de la medición) se ubicaba rodeando del 15% y en torno al 50% declara derechamente tiene muy poca confianza en el Minsal y el Gobierno. El Congreso es tema singular porque la confianza en el Parlamento no llega a 5%.

Sin incautación, la ciudadanía tiene claro que las responsabilidades son compartidas, y cuando se consulta por los principales obstáculos para contener la crisis de salubridad, el 57,3% apunta a que las personas no siguen las indicaciones, seguido por 45,4% que acusa al Gobierno de hacer con calma, el 43,9% menciona la imposibilidad de dejar de trabajar.

En cuanto a las medidas económicas implementadas por el Gobierno mejor evaluadas son la canasta de alimentos y los créditos con fianza estatal, mientras que el bono de emergencia y el ingreso abierto de emergencia generan viejo insatisfacción.

Delante la cuarentena obligatoria, la principal inquietud de la población es el tema crematístico. Casi la medio de las personas (49,2%) teme enemistar descuido de ingresos (sobre todo en hogares con ingresos bajo $940.000), mientras el 31,8% cree que afrontaría dificultades para comprar alimentos e insumos básicos; la desatiendo de espacio preocupa al 12,5% y los conflictos en el hogar al 9,7%. Entre los ingresos más altos, el 42,5% señala que no tendría ninguna dificultad.

Respecto al trabajo presencial, quienes declara seguir trabajando normalmente o lo hacen por menos horas suman casi 40%, el 28% declara trabajar de forma remota; los que dejaron de trabajar y están acogidos a la Ley de Protección del Empleo son el 9,4% y el 16,7% a otras razones.

De los que aún van a su superficie de trabajo, el 39,5% alude a la imposibilidad de trabajar desde su casa, en último proporción el temor o por trabajar en servicio conocido, servicios básicos o vigor.

Asimismo, el 31,7% de las personas señala que algún miembro de la comunidad ha perdido su trabajo posteriormente del 16 de marzo, de ellos casi el 80% es atribuible directamente a la pandemia, y el 13,6% como consecuencia indirecta.

  • Revise el Termómetro Social acá