¿Tiempos mejores en Chile Vamos?: Desbordes respalda a Van Rysselberghe y asegura que la UDI no tiene relación con ningún “grupúsculo extremista”

0
138

El problema de la sede espíritu de Bulnes 80 se ha transformado en un dolor de inicio para la UDI, al punto de originar denuncias delante el Servicio Electoral (Servel) por parte del PS y un revuelo interno, donado el emplazamiento directo de Joaquín Lavín a la mesa presidida por Jacqueline van Rysselberghe para esclarecer lo sucedido con este inmueble.

Sin bloqueo, la timonel gremialista recibió un inesperado apoyo de parte de su colega RN, Mario Desbordes, quien le dio un confirmación pese al historial de desencuentros que han tenido en los últimos meses.

Consultado respecto a este escándalo, el diputado RN dijo que más allá del problema puntual de la sede, el tema de fondo es que la UDI en sí no tiene ninguna relación con los sujetos que aparecen usando la oficina como industria para los escudos y otros utensilios violentistas que utilizan en las marchas del Rechazo.

“Confío cien por ciento en lo que ha señalado la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, lo que ha señalado el diputado Jorge Alessandri desde el día uno: la UDI como partido, les creo, no colabora, no tiene ningún tipo de alianza, no tiene relación con los hechos” protagonizados por los grupos violentistas del Rechazo, dijo Desbordes.

El presidente RN añadió que este rama liderado por Sebastián Izquierdo son “gente que lo único que quiere es publicidad, este movimiento violento, autodefinido de derecha, son una vergüenza para el país, lo mismo que los violentos que están incendiando, agrediendo a Carabineros, y debieran ser tratados todos de la misma manera. Ojalá no le hagamos tanta publicidad a estos personajes que lo único que buscan es eso”.

Consultado si estos hechos ponen en duda el discurso oficial de la UDI por la paz y contra la violencia, Desbordes respondió que eso sería así “si el partido institucionalmente hubiera colaborado, pero yo le creo a la presidenta de la UDI de que el partido no ha tenido ningún afán de colaborar con este grupúsculo extremista, cobarde, que han agredido a personas en la calle, siempre en número superior (…) Le creo a la presidenta de la UDI cuando dice que la UDI jamás va a prestar una colaboración a personajes como estos”.

Pero Desbordes no se quedó ahí e insistió en que una sede de su partido fue atacada por este liga. “Tengo la peor opinión de ese grupo, yo mismo me estoy querellando contra ellos. Atacaron la sede de mi partido, dejaron  frases con amenazas con nombre y apellido en mi contra y son tan tontos que los detuvo Carabineros”, relató respecto a lo sucedido hace un mes.