Tienda de lujo está vendiendo “seguritos de oro” en 150 dólares cada uno y le llueven críticas

0
88

Los artículos de fastuosidad pueden ser poco extravagantes, desde unos anteojos con diamantes hasta un superdeportivo modificado al antojo del cliente, lo que puede costar una verdadera fortuna. Sin requisa, hay personas a las que les encanta darse esos gustos, aunque algunos rayen en lo incongruencia, como comprar un “segurito” hecho de oro de 14 quilates y avalar 150 dólares por una cuchitril de estas.

Una tienda departamental en México emplazamiento El Palacio de Hierro ofrece este singular artículo, que hace algunas décadas las madres utilizaban para “asegurar” los pañales de tela de sus bebés, aunque claro, no eran de oro. Hoy en día todavía se utilizan para perdurar unidas algunas piezas de tela o prender algún adorno a una prenda de vestir, por lo que regularmente ni siquiera se ve el “segurito”, así que poco podría importar si es del preciado metal o de cualquier otro material.

A través de su catálogo en bisectriz, se ofrece el artículo en cuestión, con un precio de 3125 pesos, es asegurar, unos 150 dólares. Esto se trata de poco que puede ser un material mucho más rebajado (pero mucho más) y que cumple la misma función, porque no es poco que esté visible y siquiera es como para presumir a los demás, “Oh, mira el segurito de oro que compré”, sin despertar su fraude.

Esto no pasó desapercibido para el mundo de las redes sociales conveniente a que el usufructuario de Twitter @VendeBasura compartió la imagen del catálogo y de inmediato comenzaron los comentarios y las burlas por lo ridículo de esta “oferta”. Varias personas comentaron que un seguro no tiene ningún valencia estético como para que algún quisiera tenerlo, aunque ya sabemos que no faltará alguno con peculio que lo compre.

Esta no es la primera vez que vemos poco relativamente simple que tiene un valencia vehemente, aunque no podemos desmentir el valencia del oro en el mercado. Sin bloqueo, en ese caos sería mejor traicionar un anillo o cualquier otra cosa que tenga anciano valencia estético y que al menos se pueda ver, de lo contrario, se convierte en una dormitorio inútil y en ese sentido pierde su valencia.